Mejoras para Colombia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Franco Nazatte Martínez

Franco Nazatte Martínez

Columna: Comercio Exterior

e-mail: [email protected]

A nivel macroeconómico, Colombia tiene grandes oportunidades. El Gobierno perpetua muy diligente en relación de los tratados de libre comercio, lo cual es positivo debido a que al final de cuentas los acuerdos traerán mejoras para el país y eso ya se está notando con los TLC vigentes.

Nuestra nación va por un buen camino, se están haciendo las cosas con confianza, las operaciones comerciales se han aumentado favorablemente.

En cuanto a Inversión Extranjera Directa (IED), el año pasado se recibieron alrededor de 15.000 millones de dólares, y lógicamente con dichos acuerdos seguirá llegado la (IED), esto implica mayores oportunidades en empleo para el pueblo colombiano y un crecimiento económico para nuestro país,

En este momento, lo real es los tratados comerciales que ha firmado Colombia con otros países, pero, para que exista un excelente desarrollo en el comercio exterior necesitamos una infraestructura totalmente apropiada para poder movilizar y tener productividad y competitividad en los productos manufactureros de Colombia o en aquellos que se importan.

Hay muchos programas de infraestructura que se están adelantando pero hay otros que están muy lentos. Para el mejoramiento de vías aéreas, marítimas y terrestres hay que ir a un ritmo mucho más rápido; necesitamos carreteras en buenas condiciones para mover nuestros productos de una manera ordenada para, lógicamente, tener la competitividad frente a otros productos a nivel mundial y lograr un mejor progreso con los TLC.

En materia de puertos se debe mejorar más las condiciones de operaciones de los terminales de Santa Marta, Barranquilla, Cartagena, Buenaventura y Tumaco.

En infraestructura aeroportuaria se le dio prioridad al plan maestro del aeropuerto El Dorado, con una inversión de mil millones para su perfeccionamiento.

En ferrocarriles, el Gobierno debe solucionar los problemas con las concesiones férreas en ejecución de Atlántico y Pacifico.

La cuarta prioridad para poder enfrentar el TLC sin mayores urgencias y optimizar los corredores de exportación nacional, es la recuperación integral de los ríos Magdalena y Meta, en especial con la recuperación de la navegabilidad permanente en los tramos Puerto Salgar-Barranquilla, por el rio Magdalena y Puerto López- Puerto Carreño, por el rio Meta.

Ahora bien, entre los obstáculos, en proyectos de vías terrestres, hay argumentos ambientales y temas de la propiedad de tierras que el Gobierno tiene que remediar antes de adjudicar los proyectos, de nada sirve tener asignado unos proyectos y de haber realizado una inversión, si posteriormente, haya que pararlos después de un corto tiempo, porque no puede comprar las tierras o porque la licencia ambiental no corresponde a lo que originalmente estaba trazado. Hay proyectos que ya se debieron terminar y ni siquiera van en la mitad debido a las licencias ambientales o a la posesión de las tierras.

Por ejemplo la Ruta al Sol, aunque, afortunadamente, está en el segundo tramo, que es el que más ha avanzado. Sin embargo, el tramo 1 y el tramo 3 muestran atrasos significativos.

Los países que han firmado TLC aprovechan los retos que estos les delinean para ponerse al día en infraestructura, Chile por ejemplo, tiene una infraestructura adecuada y que hoy por hoy es un país más competitivo de América Latina.

Una infraestructura en óptimas condiciones, es fundamental para atender los efectos del TLC y la importancia que tiene por el encadenamiento en el mercado internacional.

Publicidad