La Regionalización la apuesta política más interesante?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Edgard Hernandez Murcia

Edgard Hernandez Murcia

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

En estas fechas cuando las dinámicas preelectorales a la presidencia del 2014 empiezan a agitarse, asomando a la palestra pública diversidad de opciones, por un lado el "poderoso" centro democrático cuya cabeza política Doctor Álvaro Uribe Vélez, aún no ha definido candidato pero desde ya se vislumbra que cualquiera que Uribe apoye es un candidato fuerte, tenemos a nuestro querido Pachito Santos,

exvicepresidente e hincha del Santafecito lindo, quien con Uribe o sin Uribe, se va a lanzar con más plata que votos, pero ya veremos en que termina pachito, por otro lado tenemos al Paladín de la oposición en nuestro país, el Polo Democrático Alternativo, quien como siempre presenta excelentes individualidades, pero en conjunto su equipo no funciona como uno quisiera, los amarillos seguramente están más preocupados por volver a legitimar el Partido, mejorando la pobre imagen pública que ha sido el resultado de los recientes casos de Corrupción, quizás el enemigo más grande del Polo en las próximas justas sea alcanzar el Umbral, a pesar de su gris panorama juegan con una gran candidata Clara López, falta ver si se terminan decantando por otra tercería con mayores opciones a través de algún acuerdo de última hora, en esa misma línea ideológica (izquierda) tenemos a los progresistas, llamados por algunos regresistas, cuyo principal líder Gustavo Petro, está en estos momentos más preocupado por los procesos disciplinarios que cursan en su contra en la Sede de monseñor Alejandro Ordoñez, que de proponer una candidatura seria a la presidencia en el 2014, sin embargo es muy temprano para descartar esa posibilidad, a pesar de todo soy de los que cree que el proyecto político de Progresistas en Bogotá, fulgura cosas buenas, diferentes, que bien podrían ser replicados en un proyecto más ambicioso a nivel nacional.

Después tenemos a los verdes, quienes hasta la fecha no se han definido, aunque todo parece indicar que apostaran a la reelección teniendo en cuenta la reciente vinculación de Lucho Garzón a la nómina presidencial, no obstante dentro de los verdes ya el exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa manifestó su deseo de ser presidente, esperemos a ver qué pasa, también veo con preocupación cómo los partidos políticos tradicionales, han desistido hasta ahora, de su intención de lanzar candidatos a la presidencia, todo indica que entre el presidente Juanma y los rojos y azules, hay mucha empatía, armonía, coincidencia ideológica, construida con base en múltiples acuerdos que tienen muy contentos a la mayoría de liberales y conservadores con el Presidente, a pesar de existir ciertos sectores en ambos partidos renuentes a apoyar una eventual reelección de Juanma, lo cierto es que hasta ahora el grueso de ambos partidos le apuesta a la estabilidad burocrática con el actual gobierno, que a presentar una propuesta alterna, así está a grandes rasgos y seguramente con muchos vacíos (mi culpa) el panorama político para las próximas elecciones, como en estas dinámicas nada está dicho, hoy mismo pueden surgir acuerdos que modificarían el mapa, sin embargo en este escenario de múltiples propuestas, surge una que me resulta particularmente interesante, me refiero al proyecto político de la Regionalización, promovido por el movimiento Colombia, País de regiones, quien tiene en Eduardo Verano su Candidato Presidencial, es que tenemos que contextualizar porque la regionalización resulta interesante, el anhelo de regionalizar al país no es un capricho de un grupo minoritario de ciudadanos o de elites regionales, como algunos críticos han afirmado, por supuesto que existen intereses políticos vinculados a la propuesta de Regionalización, por supuesto que el hecho de promover mayor autonomía regional, genera desconfianzas en especial por la tradicional corrupción que afecta a las regiones, sin embargo estos inconvenientes no deslegitiman la propuesta de Regionalizar Colombia, la cual primero que todo no es un capricho es un imperativo de orden Constitucional, Colombia es un país de regiones si nos apegamos a la filosofía constitucional plasmada en nuestra Constitución en 1991, la Corrupción de las regiones es quizás el más grande reto a la hora de consolidar un proyecto político como este, pero no solo es un reto para Colombia país de regiones, sino para todos los demás proyectos, la corrupción no es un problema únicamente de las regiones, y el atraso de las regiones no es consecuencia única de la corrupción , a pesar de que históricamente esa ha sido la respuesta del nivel central, la corrupción se puede enfrentar y vencer siempre y cuando existan compromiso de todos los actores de la sociedad, en especial la comunidad quien con su permisividad, indiferencia y falta de pertenencia a permitido que la misma alcance niveles escandalosos, se deben mejorar las entidades de control, para disminuir los indicadores de corrupción, el panorama es complejo, pero en ese contexto tan complejo, hay cosas positivas, se percibe dentro del movimiento político una pluralidad ideológica muy interesante, ideologías que en algunos casos son opuestas, pero que coinciden en un punto fundamental y es en la existencia de una realidad irrefutable, una verdad incontrovertible que consiste en que el actual modelo estatal, esa centralización desbordada, esa forma de repartir la torta, es un modelo insostenible, si lo que se pretende es que exista mayor igualdad en nuestras regiones, si no se promueve un cambio de visión, donde las regiones jueguen el papel fundamental que la Constitución les ha otorgado, y que ningún gobierno les ha procurado, seguiremos donde estamos, con departamentos como el Choco, la Guajira, el Magdalena, por mencionar solo algunos ocupando los últimos lugares en indicadores de pobreza, educación, salud, y servicios básicos, como siempre ha sido.

Publicidad