Colombia debe dar un gran salto tecnológico

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Franco Nazatte Martínez

Franco Nazatte Martínez

Columna: Comercio Exterior

e-mail: [email protected]

Las empresas colombianas deben ver y adoptar la tecnología no como obligación sino como una herramienta para crecer, competir y lograr grandes objetivos. Aun falta grandes avances en este factor importante.

La tecnología es el nivelador universal. La micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) de Colombia pueden competir con una gran empresa europea o de cualquier lugar del mundo, gracias a la tecnología aplicada. Este instrumento primordial aún no entra en la visión de muchos empresarios y líderes de las organizaciones de nuestro país, incluso de grandes compañías.

En muchas empresas de Colombia existe el desconocimiento sobre el potencial de la tecnología. Esta inexperiencia frena el desarrollo de las compañías y en consecuencia, en el progreso de los negocios, en la productividad o en el impacto comercial o social de sus acciones.

Por lo tanto, es imprescindible inyectar tecnología para la modernización de las empresas colombinas y posteriormente, puedan ser más competitivas y alcancen su máximo potencial en este mundo globalizado, incluidas las MIPYMES.

Lo único que falta es que comprendan, que al realizar grandes inversiones en tecnología se alcanza un máximo potencial empresarial, y además permite que las personas con discapacidad, pobreza o distancias geográficas puedan realizar trabajos que nunca pensaron que podían conseguirlos.

Colombia debe dar un gran salto tecnológico para poder ser competitivo ante todos los países que tenga tratados de libre comercio, en especial, con Estados Unidos que tiene en la actualidad un tratado vigente, y por supuesto, con la Unión Europea (UE), que se nos avecina su vigencia.

En nuestro país el 96% de las empresas son microempresas, de las cuales tienen acceso al Interne el 7% es por esto, que el gobierno de Colombia a través del Ministerio de la Tecnología de la información y Comunicación tiene como objetivo conectar al Internet el 50% de las MIPYMES con el fin de que ahorren al no invertir en infraestructura física, que se beneficien de la facilidad, desde cualquier dispositivo, conectado a Internet, la comunicación en tiempo real, comunicación por mensajería instantánea, videoconferencias y máxima seguridad de sus datos, y además puedan reducir costos y mejorar en las comunicación para obtener mejores resultados como empresas.

Por lo anterior, vemos que la tecnología ya está lista para generar beneficios en cualquier organización.

Lo que falta es que los lideres piensen en el poder que pueden tener en sus manos y vean la tecnología no como un costo sino como una importante inversión para obtener un crecimiento productivo, de mayor calidad, un incremento en las ventas internas y externas y un desarrollo empresarial.

Son muchas las ventajas, que la inversión en tecnología, trae a los microempresarios para que ellos se encuentren eficaces, gracias a este tipo de transformación.

Con conocimientos tecnológicos nos proponemos a mejorar u optimizar nuestro control del mundo real, para que responda de manera rápida y predecible a la voluntad o al capricho de la sociedad. Esta herramienta es el alma de la industria o de la empresa comercial, para nada sirve si sus productos no responden a necesidad de los consumidores.

Ahora bien, El conjunto de técnicas proporciona excelentes beneficios a corto plazo. Las ayudas que trae consigo son muy numerosas y ampliamente conocidas. Una mayor productividad proporciona grandes demandas y beneficios al desarrollo de la ecónoma empresarial y el aumento del Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país.

Con los 14 tratados comercial que tendrá Colombia, hay grandiosas oportunidades, pero, eso implica un cambio de los modelos tradicionales de gestión gerencial, de invertir en el talento humano, rediseñar procesos, habilidades, ajustar estructuras y de entender que es la tecnología la que hace que se logren grandiosos objetivos.

En el futuro, Colombia será un potencial en términos de importancia económica a nivel mundial, no solo por los tratados de libre comercio que ha negociado, sino por la mejoras en las calificaciones por parte de las agencias de riesgo; el buen perfil de las empresas; el aumento de la inversión, que el año pasado lo ubicó en el quinto lugar entre los más atractivos para la inversión extranjera y el extraordinario crecimiento de sus exportaciones. Nuestra nación tendrá una excelente economía en tiempos venideros y se prevé que esto continuará por diversos años, así que este es el momento maravilloso para que Colombia realice inversiones tecnológicas y pueda afrontar el reto de los TLC.

Más Noticias de esta sección

Publicidad