Eliminatoria de congresistas

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Wilfrido De la Hoz

Wilfrido De la Hoz

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

El mundo político se sorprendió esta semana por una propuesta presentada por el primer ministro irlandés, Enda Kenny, quien propuso un referendo para suprimir el Senado de esa pequeña nación en elecciones el próximo octubre, bajo la premisa de que esa corporación no es necesaria para conservar el sistema democrático de su país. Argumenta que el Senado se ha convertido en un refugio de antiguos aristócratas o políticos en declive y además que resulta demasiado oneroso para el tesoro nacional.

En Colombia, con la expedición del Acto Legislativo 1 de 2004 publicado en el Diario Oficial 45424 de enero 8 de 2004, ya vivimos ese año la experiencia de votar un referendo que tenía como objetivo modificar algunos artículos de la Constitución Política, entre ellos los que conducían a reducir el tamaño del Congreso, es decir, reformar los artículos 171 y 176 de la Carta Magna.

En aquella propuesta cívica el Senado estaría integrado por 83 senadores elegidos de la siguiente manera: 78 elegidos en circunscripción nacional y 2 elegidos en circunscripción nacional especial por comunidades indígenas y 3 elegidos en circunscripción nacional de minorías políticas.

La consulta popular también pretendía modificar la Cámara de Representantes; para ella proponía que habría 2 representantes por cada circunscripción territorial y uno más por cada 1.16% de la población o fracción mayor del 0.58% de la población que residía en la respectiva región.

El referendo votado en Colombia en 2003 tenía 15 preguntas, de las cuales la pregunta 6 contenía el texto de la reforma del Congreso de la República. La Registraduría Nacional del Estado Civil, en el escrutinio definitivo del referendo, fechado el 01/03/2003 emitió las cifras y el umbral nacional de 6.267.443 votos que debía superar cada pregunta para ser aprobada.

Esa pregunta 6 obtuvo 5.328.733 votos por el SÍ, 295.908 por el NO, 105.040 votos nulos, lo cual quiere decir que la votaron 5.729.681 ciudadanos. Se abstuvieron de marcarla 943.369 votantes. Ese ejercicio democrático no logró superar el umbral electoral nacional.

Actualmente el Congreso de Colombia cuenta con 102 senadores y 166 representantes; es decir, 268 parlamentarios; en vez de 83 senadores y 135 representantes; esto es 218 congresistas. Son 50 más de los propuestos en el referendo.

Yo no sé cuánto invierte el país en democracia para costear un senador o un representante durante el período de cuatro años, pero sí es obvio que con la reforma propuesta la reducción del presupuesto es significativa. Pues, de acuerdo con lo investigado por Vanguardia.com del 30 de junio de 2012 el costo es: ¨Sumada su Unidad de Trabajo Legislativo, la asignación mensual, las primas y prestaciones y promediando el costo de sus beneficios, un congresista le puede costar a los colombianos cerca de los $3.200 millones durante los cuatro años que comprende su periodo.¨

Lo anterior significa que la eliminatoria de 50 congresistas a $3.200 millones cada uno por período, son $160.000 millones durante el período legislativo. No obstante, el costo sería menos impactante en la ciudadanía que la metodología planteada y la práctica política para obtener representaciones populares con sello de respetabilidad.

Publicidad