Oposición aplastada

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Raúl Zapata

Raúl Zapata

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Todo apunta a que la oposición venezolana será aplastada, por las fuerzas comunistas, en las próximas elecciones presidenciales, del 14 de abril.

Maduro está en campaña presidencial desde el mismo momento en que el presidente Chávez lo nombro su sucesor y se marcho a Cuba, y esa campaña arrecio a partir del anuncio de su muerte, todos los canales y emisoras de radio se han visto obligados a sumarse a su promoción candidatural. La campaña la realizara como presidente encargado de la república, con todas las groseras ventajas que eso supone, en un país tan presidencialista como el nuestro, contara con los recursos de PDVSA, las otras empresas públicas y de todas las instituciones del Estado, para financiar su campaña electoral.

Con unos medios de comunicación controlados en su inmensa mayoría por los adeptos al gobierno y otros tantos atemorizados, por el miedo a un cierre definitivo, a no favorecer de algún modo a la oposición. El uso electoral de la muerte del presidente Chávez, generando sentimientos de compasión, en algunos casos, o simple adoración religiosa, en otros. El poco tiempo de campaña, apenas 10 días, no deja tiempo a Capriles Radonski, de promover su candidatura. Y por último, la escases de recursos económicos, que enfrentara, para poder financiar su campaña, los empresarios son amenazados con cierre y expropiaciones si colaboran con la oposición y las colaboraciones del exterior están penalizadas como traición a la Patria.

Y si el gobierno aplasta a la oposición, el sistema de libertades que tenemos, con todo y sus precariedades, desaparecerá definitivamente, y Venezuela se convertirá en otra Cuba.

Ante este panorama, seguramente, algunos opositores se venderán a las fuerzas comunistas, otros se rendirán, dejaran de luchar, no votaran, pensando que no vale la pena hacer nada, porque todo lo sentirán perdido.

Pero otros, muchos otros, entenderán que la gravedad de la situación, y se incorporaran en esta batalla, que puede ser definitiva, en la lucha por la libertad, con todo su corazón, con toda su alma, con los pocos o muchos recursos de lo cual dispongan para impedir que el comunismo se imponga en nuestro país. Las enormes dificultades que enfrentaremos harán que resurja lo mejor de los venezolanos, y el mundo, pero sobre todo los enemigos de la democracia, se lleven una enorme sorpresa.

Y esos héroes, que asumiendo todos los riesgos, podrán mañana, relatar a sus nietos, cuando la vejez les anuncie la muerte, aunque parecía imposible, lo arriesgaron todo, para que ellos pudieran tener un mejor país, mientras los que hoy se rinden, los habrán de escuchar, avergonzados de su propia cobardía o apatía, y se tendrán por menos hombres y mujeres, que los que hoy darán la pelea. El reto será lograr mínimo, los resultados de las pasadas elecciones parlamentarias, cuando sin Chávez de candidato, la oposición obtuvo el 52%. Si podemos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad