Del carbón pasamos al café

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Carlos Rojas Centeno

Carlos Rojas Centeno

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Después de la bochornosa situación donde Drummond acepta que vertió carbón al mar por la emergencia que se le presento y el paro laboral en que se encuentra el cerrejón, el pasado 25 de febrero empezó lo que denominaron el "paro cafetero" que se mantendrá hasta que se llegue a un acuerdo con el gobierno central, con dicho paro se cree que 500 familias de 20 departamentos se verán afectadas.

El gremio cafetero por lo menos pide que se le aumente en un 21.5 por ciento el precio de la carga, es decir pasar de 510 a 650 mil pesos el precio por carga, se le pide angustiosamente al gobierno no a las importaciones del Perú y Ecuador que aun cuando son para consumo interno, se está mezclando con el café que sale del país lo que afecta el buen nombre de nuestro producto.

Además de las peticiones anteriores, el gremio pide la condonación de las deudas cafeteras y se oponen a los créditos ofrecidos por el gobierno, ya que consideran que el endeudamientos con los bancos no es una solución real, al pliego de peticiones se le suma el no rotundo al remplazo de tierra cafeteras por el boom del momento que es la locomotora minera al considerar que es un peligro para la seguridad alimentaria de los colombianos y en eso si que tienen absolutamente la razón.

Por su parte el gobierno de Juan Manuel santos, dice que el paro es inconveniente, injusto e innecesaria y que en su gobierno se le ha tratado muy bien al gremio cafetero, tanto así que la cifras de ayudas al gremio asciende a 4.9 billones y solo para ayudas directas 1.2 billones de pesos, además de ello, el capital y el interés que tengan que pagar los cafeteros al banco agrario no será cancelado este año, sino por el contrario se le ha diferido a dos y tres años.

Además ha recalcado el presidente santos que detrás del paro hay "intereses políticos", por lo que es inusual que dos figuras políticamente opuestas se unan para hacer oposición al gobierno y no para verdaderamente apoyar el paro cafetero, abiertamente el ex presidente dijo para Blu radio que son validas las reivindicaciones que solicitan los cafeteros con las propuesta y Jorge robledo de manera formal dice que es deber de todos los líderes políticos defender a los ciudadanos en todas sus reclamaciones, a esto le sumamos el apoyo del congresista de la U Juan Carlos Vélez Uribe y los senadores Rodrigo Villalva, Jorge Eduardo Gechen estos dos últimos que se les retiraría el apoyo por parte del presidente si apoyan el paro.

Después del carbón pasamos al café y, en mi opinión se hace necesario que el gobierno nacional por medio de su ministro y al gerente de la federación nacional de cafeteros estructuren una verdadera política que beneficie al gremio y que pueda sacarlo de la crisis en que se encuentra la caficultura colombiana que se unte al gremio de mantequilla para solucionar sus problemas, no estoy de acuerdo con que la solución a la crisis se discuta en la vías, el paro debió ser la última opción, estuvo mal hecho que los líderes del gremio hayan dejado con los crespos hechos en varias ocasiones a emisarios del gobiernos y no entrar a dialogar y buscar una solución consensuada a la crisis, no quiere decir ello que se esté en contra del derecho a realizar propuestas pacificas conforme a la ley, sino que es mejor insistir por las vías del dialogo y la concertación.

Más Noticias de esta sección

Publicidad