Usted no sabe quién soy yo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alvaro González Uribe

Alvaro González Uribe

Columna: El Taller de Aureliano

Web: http://eltallerdeaureliano.blogspot.com

Sí, yo sí sé quién es usted; bueno, perdón, tiene razón, no por el nombre; puede que no sepa quién es usted, pero me basta con saber cómo es usted, y sabiendo cómo es usted ya no importa quién es usted, qué cargo ocupa usted o su familiar o su amigo, ni de quién es hijo, sobrino, pariente, amigo o hasta compinche. Me basta saber cómo es usted para rechazarlo, para evitarlo, para censurarlo.

Usted es de los que llega al poder, a cualquier cargo público que sea, para aprovecharse de él, sabiendo que esos cargos están para cumplir unos fines de interés común y que usted es solo un instrumento para desarrollar esos fines.

Pero usted es de aquellos que llegan a esos cargos a conseguir dinero para sí o para otros, a defender intereses particulares, a alardear, a fanfarronear, a abusar, a pordebajiar.

Usted es un lastre para la democracia, un estorbo para el desarrollo de Colombia. Eso es usted.

Usted fue quien sacó 50.000 votos, lo sé, y pudieron haber sido 3.000 o 2.000.000 de votos o ninguno porque simplemente fue nombrado, qué más da. Usted simplemente tiene un cargo cuyo sueldo lo pagamos los colombianos con nuestro trabajo duro, ese es usted.

Usted puede ser usted el de los votos, pero también puede ser usted, el que tiene un uniforme y un arma oficial, a usted último lo identificamos más fácil en la calle, eso se abona, pero sabemos qué es o que puede ser peligroso en varios casos. Que le tenemos que obedecer a ciegas porque si no nos hace daño.

Basta de abusos, tanto usted que sacó los 50.000 votos (no sabemos cómo los obtuvo) como también usted que tiene un uniforme y con eso hace lo que le da la gana sin importar las leyes ni la Constitución, pues en últimas en la calle usted crea y aplica según cada caso sus propias "leyes" y "Constitución" al ritmo de sus intereses, de su resentimiento o de su estado de ánimo.

Los colombianos estamos cansados de que abusen del poder que supuestamente nosotros mismos les damos, estamos cansados de que se roben, no solo lo que les pagan porque su labor es poca, sino además los recursos que manejan para el bienestar de nosotros.

Sí, seguramente no sabemos quién es usted, ni usted o usted, ni tampoco usted, pero sí sabemos que tiene a Colombia sin vías, sin escuelas, sin hospitales, sin seguridad contra otros delincuentes y contra los embates de la naturaleza, y ya casi sin naturaleza.

Usted está convencido de que su cargo le da derecho a todo, convencido de que pertenece a una clase de colombianos más alta que los demás, convencido de que nos puede mirar hacia abajo, convencido de que los bienes públicos son para usted, para que usted los use, para que usted se los robe, para que usted los malgaste.

Y nosotros…, nosotros nos acostumbramos a verlo arriba, como si estuviera en un pedestal, inamovible; y nosotros abajo obedeciendo órdenes absurdas, inamovibles viendo cómo dilapida lo nuestro, cómo nos lo quita, cómo hace francachelas con nuestros cuadernos y lápices, con nuestra salud, con nuestras carreteras y puentes, con nuestros pupitres, con nuestras salas de cirugía, con nuestros parques, con nuestra tranquilidad y sosiego, con nuestro desarrollo, con las sonrisas de nuestros niños, con nuestra felicidad.

Usted nos tiene cansados pero nosotros nos sabemos cómo evitarlo, a veces por ignorancia, a veces por imposibilidad, a veces por costumbre. Y usted sí sabe quiénes somos nosotros, claro.

Más Noticias de esta sección

Publicidad