El año que comienza

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: tutinoaugusto@yahoo.es

Un nuevo año que comienza. El 2013, llenó de supersticiones y de desconfianzas en el mundo por lo que significa el tan temido número 13. Ya empezaron los supuestos astrólogos a predecir terremotos, maremotos y una cantidad de cataclismos, es decir, se nos vienen las doce plagas de Egipto.

Los reflectores en el mundo estarán por supuesto con el presidente de Estados Unidos Obama y su segundo periodo que empezó con el pie derecho al excluir a las clases menos favorecidas de pagar altos impuestos y con Chávez enfermo, a quien los medios colombianos le tienen una animadversión infinita.

Las críticas al Alcalde Petro, no cesaran, será flaco de todo tipo de ataques. El expresidente Uribe continuará con su twitter agitando el acontecer nacional, atacando injustamente al presidente Santos, quien tratará de demostrar este año sus cartas en importantes temas como el proceso de paz con las Farc y si decide aspirar a la reelección.

En Colombia empieza el año con la resaca de las vacaciones y las deudas pendientes de una clase media que cada día se vuelve más vulnerable. Llegan las cuentas por pagar sobre todo de las tarjetas de crédito. Las visitas, compras y paseos no son en balde. Vaya chicharrón que tienen millones de colombianos para salir un ratico de apuros económicos, pero vaya que negocio el de las entidades financieras, siempre prestas a asfixiar con sus tarifas a los ciudadanos.

Y el alza de los servicios públicos, que valga decirlo son empresas mediocres. Ese es el resultado de entregar todo en concesiones. Más adelante vendrán las matriculas a Colegios; otro chicharrón ya que cada libro cuesta mucho dinero. Y el arriendo, y la ropa y la comida con sus respectivas alzas justas o no.

Comenzó el año y otra vez aguantarse a los canales privados con sus realities, novelas de medio pelo, a Jota Mario Valencia, y los noticieros con sus hermosas modelos y notas sobre espectáculos y poco análisis de la realidad nacional e internacional.

¡Eso sí! Observamos que Colombia se caracteriza para bien o para mal, por la cantidad de fiestas que se realizan por todos los lados cardinales, en diciembre las fiestas de navidad y año nuevo y la feria de Cali, y en enero los carnavales de blancos y negros y la feria de Manizales y las demás que vienen para todos los meses. Por algo, según la encuesta Barómetro Global de la Esperanza y la Felicidad, realizada por la firma Win Gallup, a pesar de toda la violencia en el país y la pobreza y el desempleo, somos el más feliz del mundo. ¡Para atrás como Condorito!

Publicidad