El país más feliz del mundo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jacobo Solano Cerchiaro

Jacobo Solano Cerchiaro

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Twitter: @JacoboSolanoC

En varias ocasiones he escrito sobre el tema con una óptica diferente, un poco más sarcástica y bastante cercana a la protesta, preguntándome ¿cómo puede Colombia ser un país feliz? con tantas necesidades insatisfechas, tantas desigualdades y con una carga tributaria exagerada, además, si le sumamos que es un país que soporta una guerra de más de 50 años, que ha dejado un sin número de víctimas; con una sociedad bastante resquebrajada en la inversión de valores, en la que la mayoría, llámense políticos, empresarios, banqueros, etc. son corruptos y solo piensan en su beneficio personal; ser felices sería una locura. Pero, con la nueva medición de la consultora WinGallup, del Barómetro Global de la Felicidad, que dio como resultado un índice del 75%, frente al 40 % del promedio mundial, que ya se suma a anteriores mediciones, en las cuales siempre estamos en los primeros lugares, queda claro, que los colombianos somos diferentes y los problemas no nos afectan el espíritu expresivo que llevamos dentro.

Y aunque el nombre del estudio es una especie de estrategia que apela a los sentimientos y las emociones, porque la felicidad es un concepto abstracto y subjetivo, por ende imposible de medir en forma concreta y objetiva; mide más la capacidad de enfrentar las adversidades, somos un país de esperanza que vive para la alegría y eso no es del todo malo, al fin y al cabo, es mejor estar optimistas para afrontar los problemas que tristes y deprimidos, como se encuentra España, el quinto país más pesimista del planeta, por el efecto de la crisis económica, o peor, zonas como el Líbano, los Territorios Palestinos y Rumania que están en el fondo de la tabla, considerados los más infelices, lo que se convierte en un problema porque de acuerdo con los psicólogos, lo primero para salir de algún inconveniente es la actitud con la que se afronta. Los colombianos disfrutamos de la cualidad de poder cambiar el chip de la tristeza y todo el año tenemos motivos para celebrar.

Lo más revelador de este estudio, es que los pobres son más felices que los ricos, debe ser por vivir más libres de presiones sociales y metas que a veces se convierten en una carga para el ser humano y todo lo consiguen con esfuerzo que es al final el sentido de la vida. Colombia, es un país donde cada población tiene su fiesta, un reinado, un concurso de algo y siempre prevalece la familia, somos emprendedores, siempre tenemos un negocio en mente, aunque sea en la peor época, contamos regiones diversas que tienen expresiones culturales que elevan el autoestima, con los mejores paisajes para celebrar y lo que nos hace sentir orgullosos.

No en vano Barranquilla es la más feliz de Colombia, en la arenosa hasta los enfermos, hacen una pausa en carnavales; seguida de Medellín que todo el año esta en primavera y tiene en la gente su principal capital, y siguen en el escalafón Bucaramanga, Bogotá y Cali. La gran conclusión es que la vida es mejor afrontarla con alegría a pesar de todos los problemas y Colombia le está dando una lección de actitud al mundo.

Publicidad