Memoria por Correspondencia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: [email protected]

Sin lugar a dudas el libro "Memoria por Correspondencia", escrito por la pintora Emma Reyes fallecida en el 2003 y más conocida como artista fuera del país, ha sido el libro del año. Y, se destacó el libro no porque tenga prosa exquisita al estilo Vargas Llosa, o García Márquez. De hecho la desparecida Reyes no fue escritora sino pintora.

Lo que tiene de importante el libro es la forma cómo relata a través de cartas a su gran amigo el también desaparecido intelectual Germán Arciniegas, de cómo fue su durísima infancia viviendo con una malévola señora, y después confinada en un convento junto con su hermana mayor, en el que se dio cuenta de las duras reglas impartidas por las monjitas y la característica doble moral del país representados en el convento y en los pueblos donde residió. Pero lo relata sin odios ni resentimientos. Nunca una palabra de rencor para quienes le hicieron daño.

De Bogotá a Guateque y de ahí a la capital, después para Fusagasugá y después otra vez a la fría capital, itinerarios que los recuerda a través de anécdotas y a través de los sufrimientos acaecidos. El libro también nos deja varias preguntas sin resolver, ¿Quiénes fueron sus padres?, ¿Qué persona se los entregó a la señora que las cuidaba?, ¿A dónde pasó la primera noche luego de volarse del convento?, ¿Cómo llegó a Europa?, ¿El por qué la inclinación hacia la pintura?

"Memoria por Correspondencia", ya tiene un espacio en la historia de la literatura colombiana y de la dura realidad en la que viven miles de compatriotas, que sufren y lloran por esforzarse en salir adelante y ser alguien en la vida. Un libro fácil de leer, que llega directo, sin complicaciones ni palabras pomposas.

Mi Ñapa 1. Vuelve y juega. Santa Marta, un caos en épocas de turismo. Sumado a los precios de alimentos y bebidas supremamente costosos. ¡Es que no hay alguien que controle!

Mi Ñapa 2. El tema de las balas perdidas en fin de año, es de nunca acabar. ¿Hasta cuándo borrachos irresponsables, tendrán potestad para andar con armas por doquier?

Más Noticias de esta sección

Anuncio_Lateral_300x600
Publicidad