La Reforma Tributaria y la Educación

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Orlando López Lozano

Orlando López Lozano

Columna: Así veo las cosas

e-mail: [email protected]

La educación en Colombia partió del espacio privado, mas tarde el Gobierno se dio cuenta que era una cuestión del Estado, la tomó, pero el tratamiento que le dio era muy similar al de la Cenicienta; principiando por el hecho de que cualquier persona de la vereda, del pueblo o la ciudad se le invitaba a hacer las veces de profesor, esta actitud corría paralela a la manera como se pagaba estas clases de servicios "pedagógicos": con botellas de ron y aguardiente. Esta forma de pago originó un mote para el Gobierno, Estado cantinero.

Esta situación fue evolucionando lentamente hasta cambiar la forma de pago (botellas de ron y aguardiente) por billetes de bancos, con una particularidad muy especial, estos llegaban muy espaciadamente obligando a los profesores a entregarse a los agiotistas en acecho, quienes compraban sus sueldos con altísimos intereses.

Hoy, poco es lo que la educación ha cambiado; los profesores para conseguir algunos cambios sustanciales en su "modus vivendi" han tenido que librar largas y arduas batallas. Constantemente organizan marchas, paros, movilizaciones y demás medios de protesta para hacer valer sus derechos. Mientras que los organismos rectores de la educación pregonan a los cuatro vientos que el progreso de un pueblo descansa sobre ella, hoy el Gobierno Nacional subestima esa concepción y en el estudio de la Reforma Tributaria planea con darle la peor parte.

Como siempre el uso de palabras como inequidad, exclusión, democracia, etc., Ocupan la invariable posición en el desarrollo de la retorica en un discurso.

En este aspecto el gobierno tiene un parecido asombroso en el discurrir de las ideas, con los militantes de la Izquierda donde la tautología y el blablá son sus eternos convidados, en un discurso o arenga.

Razón tiene el pueblo cuando con una rabia reprimida habla de las actuaciones demagógicas de los diferentes candidatos que se lanzan a una importante posición del estado o a un cuerpo colegiado. El mas sobresaliente de esta modalidad es el alcalde Petro, quien es su campaña presidencial prometió a los colombianos "agua gratis" y la construcción de cien mil aulas para alojar a los estudiantes que por falta de cupo todos los años se quedaban sin estudiar. Nada de esto ha cumplido, tal vez por aquello de que como no salió elegido Presidente de la Republica, no tenia la obligación de cumplir tales promesas.

Retomando el asunto de la Educación me encuentro enormemente preocupado, toda vez que en La Tv, La Radio y el resto de Medios de comunicación acusan a la señora secretaria de educación de manejar una enferma apatía por todos los asuntos inherentes al campo educativo. Ni siquiera en lo que atañe a la Reforma Tributaria ha pronunciado una sola palabra en pro de este campo decisivo en el progreso de nuestro país.

Lo cierto es que en este aspecto los Medios no están equivocados, ya que la mayoría de colegios oficiales se quejan con cierta sorna, que durante este año académico que ya murió no recibieron una sola visita del MEN. Ni siquiera para cerciorarse si la aprobación de los nuevos sistemas educativos que se han promulgado este año han sido puestos en practica. Pero, como la ociosidad es "madre de todos los vicios" la señora secretaria de educación lo que ha hecho en su cargo, es poner en marcha un plagio de la "Madre Patria" consistente en la inserción en el pensum académico la practica de la masturbación entre los jóvenes.

Ojalá que el Gobierno estudie seriamente el papel prioritario que juega la educación en la Reforma Tributaria y de paso felicite a la secretaria de Educación por el "activo" papel que está desempeñando en su cargo.

Más Noticias de esta sección

Publicidad