Lo que cuesta pertenecer a la "high"

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jacobo Solano Cerchiaro

Jacobo Solano Cerchiaro

Columna: Opinión

e-mail: jacobosolanoc@hotmail.com

Twitter: @JacoboSolanoC

El sueño de muchos es pertenecer a un club social para rozarse con la llamada "highlight" o "high-class", término gringo que en español se traduce como: de primera clase o de clase alta. La historia de los clubes en Colombia data de hace más de un siglo. Los primeros en crearse fueron exclusivamente lugares de reunión de políticos e intelectuales, sin embargo, los conceptos y las características fueron variando y se transformaron en lugares para la sana integración de la familia.

Hasta confundirlos con un mundo artificial, considerado un privilegio, han adquirido tal connotación de elegancia y prestigio, que se han convertido en un carrusel de fanfarronería donde se discrimina y se mide a la gente de acuerdo a parámetros de una sociedad exageradamente consumista; un circulo accesible únicamente para determinadas personas, con un poder adquisitivo regularmente alto y sin "antecedentes" en su hoja de vida, previamente verificados por una junta directiva que pertenece a una denominada elite, que de elite tiene muy poco, porque existen infiltrados y arribistas que viven del protagonismo y no salen de la lista de morosos, sobre todo, en estas épocas de crisis.

¿Cuánto cuesta que nuestros hijos tengan acceso a una piscina por lo general pasada de cloro, o asistir a un cóctel donde la gran mayoría va a vanagloriarse y a criticar al prójimo o comer en un restaurante donde todo el mundo te da rejo por como estas vestido, o llegar al parqueadero y ser señalado porque no has cambiado el carro al último modelo, o jugar un partido de tenis con tu peor enemigo? Varía de acuerdo a la ciudad en que vivas: En Barranquilla, el precio de una acción en el club campestre es de 6.8 millones de pesos con una cuota de sostenimiento de $436.590.

En Medellín en el club El Rodeo, debes pagar $8 millones y una cuota de sostenimiento de $799.000 yen el club El Country tienen un valor de $9´067.200 con una cuota mensual es de $657.372. En la lista sigue Valledupar, el precio de las acciones están tasadas en $10.000.000 en el club Campestre y $15.000.000 y una cuota de mantenimiento de $200.000, en nuestro glorioso Club Valledupar que ha superado toda clase de quiebras y escándalos, pero se mantiene como el núcleo de la rancia sociedad vallenata y donde se acaba de celebrar un matrimonio con 700 invitados, que fue centro de comentarios por el derroche y la pompa que se acostumbra cuando uno quiere impresionar, pero ese no es el tema.

Pasamos a la ciudad de Cartagena, caracterizada por tener una sociedad bastante distinguida y por tener familias de "alta alcurnia": en el Club Campestre tiene un valor de $32 millones por acción y para una persona jurídica es de $44 millones, en el Club Unión la acción tiene un valor de $12 millones, con una cuota mensual de $416.000 y de ñapa para pagar las cuotas, le exigen al candidato, sacar una tarjeta de crédito Colpatria o Davivienda, ¿qué tal? En Cali, en el Club Colombia, el más antiguo de esta ciudad, el valor de la acción es de $17 millones, con una cuota mensual de $596.552.Sin embargo, los más costososy a los que muchos quisieran pertenecer, están en Bogotá: El club Los Lagartos, que a mi juicio tiene muy bien puesto el nombre, la acción vale 100 millones y piden referencia hasta del Espíritu Santo con una cuota mensual de $1.260.000, y el más caro de Colombia el Club El Nogal de Bogotá, reconocido por ser el lugar de preferencia para algunos políticos, ejecutivos y personas de la farándula nacional, está por un valor de $180 millones con una cuota mensual de 993.000. Definitivamente ya entiendo porque no pertenezco a ningún club.

Publicidad