Nuestros medallistas olímpicos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: [email protected]

¿Qué tienen en común Mariana Pujón y Carlos Oquendo (medallas de oro y bronce en Bicicrós), Catherine Ibargüen (medalla de plata en atletismo), Rigoberto Urán (Ciclista, medalla de plata), Óscar Figueroa (Pesista, medalla de plata), Yuri Alvear (Yudoca, medalla de bronce), Óscar Muñoz (De Ariguaní y Valledupar, bronce en Taekwondo) y Jacqueline Rentería (Luchadora, medalla de bronce)?

Que aparte de haber ganado sendas preseas y dejar en alto el nombre de Colombia, estos ocho valiosos y valerosos deportistas, hacían sus entrenamientos con las uñas, en medio de adversidades y penurias económicas. Muchos vendían empanadas para costear sus gastos; otros tocaban puertas a las entidades encargadas de manejar el deporte y de seguro muchos funcionarios no los escuchaban; algunos sufrían de ver que sus entrenadores no les cobraban un peso.

Es admirable esa fortaleza de todos. Los ocho deportistas se dieron cuenta del abandono estatal y de la falta de recursos para el apoyo a variados deportes (a excepción del fútbol que nos ha dado más frustraciones que alegrías).Y, aun así seguían luchando para tener un reconocimiento, para demostrar que son grandes y lo han logrado en medio de pocos recursos económicos, dejado en alto el nombre del país, tan de moda ahora por novelas que idolatran a narcos y prepagos y por los insultos cada vez mas grandes de un expresidente que se niega a aceptar que ya no gobierna.

¿Por qué el Estado no brinda ayudas en el tipo der políticas públicas en la parte del deporte? Será que no da réditos, o más, bien es pasajero el éxito de los deportistas. Lo cierto es que el Estado en su conjunto es quien debe proveer y ayudar a nuestros deportistas y no darles chichiguas, como que una casa o cinco segundos de fama; Y digo casa porque ahora todos van a dar casas, regalos y oportunidades, a esos grandes, como si con eso se van a aliviar las penurias de nuestros futuros deportistas. ¡Por favor!

Mi Ñapa. Ridículo, criticar al señor alcalde, porque no le llevó flores a Don Rodrigo de Bastidas.

Más Noticias de esta sección

Publicidad