El matrimonio de fritanga y los cantantes

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: [email protected]

El caso de la boda del capturado narco llamado "Fritanga" quien está pedido en extradición por Estados Unidos y la presencia de famosos y conocidos cantantes, la cual duró ocho días y se hizo en la isla de "Múcura", que pertenece al archipiélago de San Bernardo, a dos horas de Cartagena y que según cálculos llegó a costar 2.500 millones de pesos, es una muestra fehaciente de la doble moral que nos cobija en este país de tantos dioses.

Son las consecuencias morales, culturales, sociales, que ha devenido por el narcotráfico. Algunos por pasividad, otros por miedo, algunos porque se beneficiaban y otros porque poco les importaba, no lo condenaron a tiempo. A veces era bien visto codearse con gente que de la nada pasó a tener carros, apartamentos, grandes extensiones de tierras, caballos de paso fino, etc. El derroche y la ostentación era la parada. Jamás debían perder invitaciones las cuales llevaban a bordo bien sea cantantes vallenatos, de rancheras o de corridos. Muchos se deleitaron de los nuevos ricos y hoy en forma cobarde reniegan de ellos.

Por eso suena a burla la defensa de los cantantes Centeno y Dangond, quienes expresan que ellos no tenían por qué saber de las andanzas del que los contrata. - aclaro que a ambos cantantes los admiro y son grandes- Pero lo que si es seguro es que ambos al ver tanto derroche en una isla, pensaron que no podía ser dinero bien habido. Buenos manjares, buen trago, hermosas mujeres y todo con dineros manchados de sangre. Todo con el dinero conseguido por muertes de gente inocente. Esas excusas suenan a las mismas de un reconocido expresidente, a quien el maestro Osuna lo pintaba como elefante y que con desfachatez todavía sigue diciendo que todo se hizo "a sus espaldas".

Contrasta la actitud ambiciosa de algunos cantantes vallenatos bien diferente a esos grandes juglares que componían y cantaban por amor, muchos de los cuales murieron en la absoluta miseria. Contrasta tanto derroche, tanta excentricidad cuando un colombiano gana menos de un dólar al día. Contrasta tanto en un país lleno de gente sin un peso en el bolsillo. Contrasta donde los villanos son los héroes lo que demuestra que los valores están demasiado invertidos.

Ñapa. Con el homenaje al exministro Londoño, se oficializa ahora sí, abiertamente la oposición de Uribe al presidente JMS a quien no le perdonan su política social a favor de los pobres. Todos a favor de nuestro presidente, Juan Manuel Santos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad