Las denuncias del Senador

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Quien se iba a imaginar que un godo de línea laureanista como yo, iba a terminar coincidiendo y admirando un Senador de línea marxista e integrante del Polo Democrático, como lo es el doctor Jorge Enrique Robledo.

Este milagro se debe a las constantes improvisaciones que en materia de política agraria y TLC, viene cometiendo el ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo y a los escamados manejos financieros que se vienen dando a los recursos públicos de las regalías, Ecopetrol, el Departamento Administrativo para la Prosperidad social y los de ayuda a los damnificados de la ola invernal.

Entremos en materia: El pasado 25 de abril, el senador Robledo denunció en un debate de la Comisión quinta del Senado, que Ecopetrol a pesar de haber obtenido utilidades por 15.5 billones de pesos en el 2001, había perdido la bobadita de $ 810 mil millones en unas operaciones swap y opciones PUT (operaciones de coberturas), con las firmas de banca de inversión Golman Sachs, J.P. Morgan y Morgan Stanley.

Afirma el Senador, que la gravedad del asunto radica en tres puntos: primero, que la esposa del ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry trabaja para una de estas firmas. Segundo, que las firmas tienen una calificación de riesgo inferior a la exigida en las normas de inversión de Ecopetrol. Y tercero, se violaron los topes máximos de perdidas establecidos por la Junta Directiva.

Cabe preguntarse: ¿Hasta dónde las decisiones del Estado colombiano están siendo influenciadas por los que ejercen el poder en lajunta directiva de Ecopetrol? ¿Por qué los expertos en banca de inversión de Ecopetrol no midieron diariamente el riesgo?, es decir, la probabilidad de perder y el valor máximo de perdida establecido por su Junta Directiva, ¿Por qué la firma de revisoría fiscal Kpmg, no hizo una anotación de esta pérdida en la pasada asamblea de socios? Es relevante anotar, que por olvidos o errores menores a estos, el agente regulador de la Bolsa de New York, ha mandado a la cárcel a más de un directivo de varias compañías que cotizan en dicha Bolsa.

El ministro Echeverry como miembro de la junta directiva y el presidente de Ecopetrol, le deben una explicación a los órganos de control, a los colombianos y a los 17 mil accionistas que perdieron alrededor 96 mil millones de pesos en estas operaciones de cobertura. No hay derecho pues, que de siete operaciones que se hicieron, seis dieron perdidas.

Entendemos que estas son operaciones especulativas, pero tal como se negociaron, parecen más de franca corrupción. Ni el más desorientado en la materia, se atrevía a pensar que el precio del petróleo en el 2011, fuera a bajar a los 80 dólares por barril.

En lenguaje parroquiano, esto es como asegurar un vehículo donde la compañía aseguradora sabía que estaba estrellado y que el riesgo de estrellarse no estaba cubierto.

Otra situación grave que denunció el senador Robledo el pasado 20 de marzo, fue el detrimento patrimonial de 60 mil millones de pesos del Fondo Nacional del Café. Según el informe de auditoría de la Contraloría General de la República, la Federación Nacional de Cafeteros cobró indebidamente $21.477 millones por administrar recursos de terceros, se auto asignó ilegalmente $30 mil millones de recursos públicos y mantiene inversiones de $ 8 mil millones en empresas que no existen. Al igual que al anterior descalabro, el ministro Echeverry y el presidente de Fedecafé deben darle una explicación a los caficultores y organismos de control.

¿Que estará pensando el Presidente Santos de este riesgo moral tan bravo?

Publicidad