Indignación

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alvaro González Uribe

Alvaro González Uribe

Columna: El Taller de Aureliano

Web: http://eltallerdeaureliano.blogspot.com

Primero lo escuché en una entrevista radial y luego leí la nota en la prensa. No lo podía, no lo puedo creer, sé que estamos en Colombia, pero al parecer mi capacidad de asombro no ha desaparecido ni creo que desaparecerá nunca en este tema -ni en ninguno-. Transcribo la noticia de prensa:

"El Gobierno Nacional fijó este viernes un último plazo a los exalcaldes y exconcejales que terminaron sus periodos el 31 de diciembre de 2011 y aún no han devuelto el material de protección que les había sido asignado.

El ultimátum del Gobierno indica que tienen 8 días para entregar a la Agencia Nacional de Protección (ANP) los 143 carros, 3.536 celulares y 2.611 chalecos antibalas que aún mantienen en su poder. El director de la ANP, Andrés Villamizar, indicó que por este motivo 'no hemos podido dar efectiva protección a los mandatarios entrantes...es urgente que sean devueltos'.

Y advirtió: 'si no se devuelven, interpondremos denuncias penales por hurto, abuso de confianza y peculado; también interpondremos la denuncia ante Procuraduría'. Sin embargo, Villamizar indicó que en casos excepcionales, las autoridades brindarán protección a los mandatarios salientes si el nivel de riesgo lo amerita 'pero en la mayoría de los casos, el riesgo se deriva del cargo'". (Elespectador.com; 27-01-12; 5:35 p. m.).

No entiendo, ¿desde cuándo el Estado da ultimátum a quienes delinquen so pena de denunciarlos? Estas personas empezaron a incumplir la ley a partir de las 12:01 a. m. de este año 2012. Por mucho que algo devuelvan ya delinquieron y punto.

Los delitos se cometen o no se cometen, lo cual me recuerda los chistes que hablan de estar "medio embarazada" o de "medio perder la virginidad". Incluso, las tentativas son penalizadas también. El señor Villamizar, que lo dijo de buena fe y actúa de manera diplomática con el obvio ánimo de evitar líos políticos seguramente por orden de sus superiores, comete un delito si no denuncia estos hechos de una vez, sin esperar a que reintegren nada.

Y no sirve de excusa el que algunos de los exfuncionarios mencionados desde que dejaron sus cargos hayan sentido con fundamento o no que su vida corría o corre peligro, eso lo debieron haber previsto y acordado antes con las autoridades.

¿Será que los miles de colombianos amenazados o cuyas vidas y las de sus familiares corren peligro, pueden apropiarse de objetos de protección y defensa ajenos -públicos o privados- alegando la posibilidad de un ataque a su vida, honra o bienes? Obvio que no, aunque suene desesperanzador aceptar la indefensión en que nos encontramos. Es más: el paramilitarismo neto nació de una idea con el mismo origen y naturaleza: nos defendemos cómo sea ya que el Estado no es capaz de hacerlo.

Si las autoridades competentes no han asumido ya el caso como les corresponde, yo, en mi calidad de ciudadano de a pie y de columnista de a mano, hago ya la denuncia ante la Fiscalía, la Contraloría y la Procuraduría por medio de esta columna. Denuncio a estos exalcaldes y exconcejales por los delitos expresados por el señor Villamizar, basado en las declaraciones de prensa que acabo de transcribir textualmente y que presumo ciertas.

No sé quiénes sean los denunciados ni a cuál partido o movimiento político pertenecen, no me importa. Lo hago por obligación moral y legal ciudadana. Y porque yo sí no voy a caer de pronto en el delito de omisión de denuncia.

Obituario: Al ver la humildad y las condiciones de escasos recursos de las víctimas del atentado terrorista del miércoles en Tumaco, al fin comprendí realmente aquello de que las Farc quieren acabar con la pobreza en Colombia.

Publicidad