Saber y hacer… he ahí el dilema

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Rafael Gónzalez Paredes

Rafael Gónzalez Paredes

Columna: Yo, el escribano

e-mail: [email protected]

"To be or not to be… that is the question" fragmento que corresponde a Hamlet, de William Shakespeare, y que traduce Ser o No Ser... he ahí el dilema. Y a titulo, cual parodia, lo resquebrajé a: Saber y hacer… he ahí el dilema.

Hace años en la antesala del 'despacho' del alcalde de Aracataca sin pretender escuché lo que comentaba éste con su interlocutor: "Alcalde cincuenta millones de pesos es mucha plata, no obstante que podría ser nuestro aporte, no consideró adecuado invertir esa cantidad en la clínica municipal pues tan solo alcanzaría para pintarla, reparar pisos, ventanas y dotarla de muy poco. Y a la respuesta del alcalde de que la salud es prioridad, Álvaro Daza Pinedo, Coordinador de Comunidades de Drummond Ltd respondió ¿Por qué no aprenden a pedir? Soliciten un hospital, no soluciones provisionales…

Imagino que si alguien pide cositas y la respuesta es: "Solicítennos grandeza", queda uno de una pieza.

Y fue entonces cuando el alcalde manifestó que el hospital que necesitaba el municipio requería unos 2.500 millones de pesos, cifra inalcanzable, pues, no disponían dinero para refacciones menores, menos para erigir una edificación. En ese momento quedé de una pieza con la respuesta de Álvaro Daza: "¿Tan solo 2.500 millones es el valor del hospital de segundo nivel que pretenden?".

Me había requerido la Alcaldía de Aracataca para una crónica, cuando enterado que no tenían ni pa' un tinto recogí mis corotos y me fui. Pero volví meses después… La crónica inicial que la Alcaldía me había propuesto se convirtió en un Informe Especial: ¡Aracataca inicia construcción de hospital regional de segundo nivel! Fue divulgada por todos los medios, asimismo ufanos exclamaban a los cuatro vientos los cataqueros: ¡Tenemos tronco de hospital!

¿Pero cómo fue posible construir este hospital? Retomemos el instante cuando quedé de una pieza con: "¿Tan solo 2.500 millones de pesos es el valor del hospital? Álvaro manifestó que sin duda esa cifra es mucho dinero pero si se obviaban favores políticos, costosos estudios innecesarios, se evitaba contratar padrinos y parientes inoperantes, proveedores sospechosos y se ajustaba el proyecto, luego la obra al sistema serio y eficiente que manejan la empresa privada, esa cifra se reducía considerablemente. Y de los supuestos 2.500 millones de la primera fase, se inició y terminó el hospital cataquero con 600 millones de pesos.

Razón por la cual en aquel momento Álvaro exclamó ¡Tan solo 2.500 millones! pues de antemano sabía que era cifra que no correspondía a la realidad.

Fundepalma, Fundauniban y otras Funda's aportaron. Como dato curioso Ecopetrol manifestó que contribuiría con la misma cantidad que aportara Drummond Ltd. eso es 'Saber hacer'. Con poco dinero y mucha cordura se logró el hospital.

Espero que Álvaro Daza Pinedo me perdone mi indiscreción, pero les recuerdo que me enteré a través de las paredes del despacho y son 'cositas' que no se pueden callar pues hacen posible un mejor mañana. De la misma manera le requeterrepito que la foto que tomé de la primera piedra del hospital no la he votado, tan solo no la encuentro. Sin duda momento inolvidable al que tan solo asistieron tres personas y yo de fotógrafo improvisado. Entonces nadie creía tal proyecto, por lo tanto ni áulicos, mucho menos patos asistieron.

La razón por la que comparto esta anécdota son los últimos acontecimientos en Ciénaga, la tierra de mi abuela Soledad Riascos de González, donde pareciera que la vida no vale nada, y hasta las oportunidades que sin esfuerzo vienen como del cielo se pierden. Es el caso de las regalías del carbón. Recordemos nuestro título: Saber y hacer… he ahí el dilema.

Publicidad