Protección al agro por el TLC con EE. UU.

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Franco Nazatte Martínez

Franco Nazatte Martínez

Columna: Comercio Exterior

e-mail: [email protected]

En el ámbito de los TLC el agro será protegido por el gobierno colombiano, en especial, a los arroceros, avícola, grano y aceites, porque todos estos productos serán importados por nuestro país desde Estados Unidos hasta que se cumpla la totalidad negociada estableciendo automáticamente la salvaguardia (protección o garantía).

Por lo tanto, los del sector agropecuario deben ser optimistas con todos los TLC que sean firmados por Colombia, porque las importaciones de los productos anteriormente mencionados tienen sus cupos, no son continúas o indefinidas.

La perplejidad en el agro colombiano nació de un decreto de reglamentación de la SEA elaborado por el Ministerio de Comercio, en que su aplicación tenga grandes dosis de discrecionalidad, impidiéndole a ese instrumento su carácter automático, lo que llevaría a que ingresaran productos exentos de gravámenes arancelarios por encima del cupo negociado con consecuencias negativas en diferente sectores del agro.

Para la tranquilidad del sector agropecuario, se debe implantar automáticamente la salvaguardia en el momento en que se llegue a límite de la importación de un contingente, y esto sería un aliento para el agro.

El control estricto de dichos cupos en la negociación de los TLC, estará a cargo de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), el Ministerio de Agricultura y de Comercio, y el sector privado para que la salvaguardia opere automáticamente, no puede haber retraso ni de un segundo.

Las condiciones dinámicas de la economía que favorece en estos momentos a muchas materias primas y la ayuda ofrecida por el gobierno de Colombia permiten que los empresarios del agro puedan aprovechar los beneficios

El sector agropecuario se auxiliará de un mayor acceso al mercado estadounidense, no solo por la eliminación permanente de aranceles sino también, por el establecimiento de reglas de juego claras en materia sanitarias y fitosanitarias para apoyar el acceso real a nuestra producción agropecuaria y agroindustrial.

EE. UU. se comprometió a suministrar una atención oportuna a las solicitudes colombianas, a tomar en cuenta la evaluaciones técnicas hechas en nuestro país y aprovechar cooperación técnica para poner nuestro sistema en el nivel requerido para tener acceso real a su mercado.

Además, las condiciones dinámicas de la economía que favorece en estos momentos a muchas materias primas y la ayuda ofrecida por el gobierno de Colombia permiten que los empresarios del agro puedan aprovechar los beneficios para incrementar sus exportaciones.

Más Noticias de esta sección

Publicidad