Reacción de las empresas multinacionales

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Franco Nazatte Martínez

Franco Nazatte Martínez

Columna: Comercio Exterior

e-mail: [email protected]

Con la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC) por el Congreso norteamericano entre Colombia y Estados Unidos ha hecho reaccionar a muchas empresas multinacionales, las cuales empezaron a concretar millonarios negocios que permitirán generar empleo de buena calidad en nuestro país. 

Después de quedar ratificado el tratado la empresa colombiana Fanalca cerró una millonaria negociación con la firma Nike, que representa la creación de 2.000 empleos en Cali y en la capital de Risaralda. 

Si Colombia desde ya comienza a recibir empresas multinacionales el Gobierno Central debe acelerar los trabajos en la infraestructura de vías aéreas, marítimas, terrestres, férreas y fluviales. Dichas vías deben estar en óptimas condiciones a la entrada en vigencia de este tratado, con el propósito, de obtener un transporte adecuado de los productos y estos lleguen en buenas condiciones al país de destino. Sin una infraestructura ajustada los empresarios colombianos no serán competitivos ante el mercado de EE.UU. Por lo tanto, se debe mejorar, lo más pronto posibles, las vías de Colombia.

Para fructificar en grande a través del TLC, debemos contar con una infraestructura vial eficaz y así, tendríamos lo siguientes logros: incremento en las exportaciones hacia el mercado norteamericano, gran flujo de divisas, aumento del Producto Interno Bruto (PIB) y generación de empleo bien remunerado.

Colombia no podrá modernizarse sin un sistema vial de alta calidad, debe existir una política continua de mejoramiento de la infraestructura de vías, se requiere de considerable inversión y de cuantiosos años de labor para ubicarla en perfectas condiciones que requiere la economía global, esta es imprescindible para el desarrollo industrial y económico de nuestra nación.

Con obras para el Atlántico como el Corredor de Carga, la segunda calzada de la Circunvalar y el proyecto de la segunda Circunvalar, se facilitará una mayor interconexión vial regional, permitiendo la movilización más rápida y eficaz del transporte de mercancías, la existencia de zonas francas y parques industriales.

La Costa Caribe, se adjudica como el eje indispensable de Colombia en el corto, mediano y largo plazo para la relocalización industrial y la instalación de empresas de gran impacto en los dinamismos del comercio exterior que prefieren ubicarse, como es natural, en sitios que les garanticen altas rentabilidades y una mayor competitividad.

Asimismo, la cercanía a los puertos facilita importar bienes de capital y materias primas a menores costos para la transformación y exportación, lo que no ocurre con las empresas que se encuentran instaladas en el interior del país, porque estas están pagando 80 dólares por tonelada para transportar sus productos a los puertos de la Costa Norte.

De allí que es recomendable, que el Gobierno Central diseñe e implemente, de manera prioritaria una política de relocalización industrial hacia las zonas costeras y se eviten de pagar el flete de 80 dólares y puedan ser competitivas hacia el mercado más grande del mundo.

El TLC con Estados Unidos es una oportunidad de riqueza que debemos aprovecharla al máximo.

Publicidad