El del 2011, un debate profesional

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alicia Peñaranda Fernandez

Alicia Peñaranda Fernandez

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Twitter: @AliciaPenaranda

Web: APconsultoriapolitica.blogspot.com

Hace varios meses, cuando el debate electoral arrancaba en forma, hice una reflexión en este mismo espacio sobre el carácter profesional que debían tener las campañas políticas este 2011, presentamos las campañas profesionales como las campañas que cuentan con procesos de tecnificación y recurso humano calificado que permite una estructura y planificación exitosa. Al poco tiempo, entré a hacer parte de una campaña política a la Alcaldía de Santa Marta, por lo que no consideré prudente continuar haciendo análisis de esta clase en espacios democráticos como este. Mis críticas y comentarios podrían estar parcializados o, por lo menos, leerse de esta manera.

Hoy, cuando el trabajo electoral está en su recta final y la estructura de las campañas ya fue evidenciada durante varios meses, es el momento indicado para presentar a la opinión pública las conclusiones del trabajo realizado por los partidos y movimientos, este debate.

Independientemente de lo virtuosas o no que sean las intenciones de los protagonistas de la contienda, y más allá de los resultados que se logren en los próximos cuatro años, que esperamos por supuesto sean los mejores; en el Magdalena y en Santa Marta, este año asistimos a un debate electoral moderno y de carácter profesional. Casi sin excepción, las campañas en nuestra región se configuraron a la altura de campañas nacionales, incluso superando el nivel de campañas importantes en las principales ciudades del país.

Este es un asunto que poco se comenta, la prensa y la opinión pública la mayoría de veces se limita a hacer un análisis de fondo, pero en política no es superficial hace un análisis de la forma.

El color, tamaño y contextura del envase, en política importan, y mucho. Indagar por el cómo - más allá de cómo se financian y cómo se relacionan - el cómo se organizan, cómo trabajan y cómo se planifica, es primordial. Este es un asunto que he venido observando, no sólo en campañas por la Alcaldía o la Gobernación del Departamento, sino también en campañas al Concejo; y no sólo en Santa Marta, también en pequeños municipios.

La vena política de nuestra región se refleja en la manera en que vivimos los debates electorales, y en esta era de de modernización de las campañas, fenómeno mundial, quedó más que demostrado.

Por la manera en que nos adaptamos, por la forma en que aplicamos procesos de administración de campañas, de comunicación 2.0, por la manera en que fueron usadas las redes sociales, por cómo se manejaron los procesos con voluntarios, por cómo se tejieron las redes de enlace con las comunidades y la opinión pública, independientemente de lo beneficiosos que sean los resultados, los candidatos y sus equipos de trabajo, con muy pocas excepciones, dieron un debate con altos estándares de calidad desde la óptica del manejo y organización de sus campañas; empíricamente o en virtud de algún nivel de formación académica, encaramos este debate de manera profesional.