Francisco el Hombre en Miami

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jacobo Solano Cerchiaro

Jacobo Solano Cerchiaro

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Twitter: @JacoboSolanoC

La historia de las andanzas de Francisco el Hombre no terminan, fue el precursor de la música vallenata, recorriendo La Guajira y el César con su acordeón al hombro, interpretando melodías y enamorando mujeres con sus cantos, hasta que se encontró en un camino con el mismísimo diablo y debajo de una palmera le ganó tocando acordeón y cantando El Credo al revés, llegó a Miami, si a Miami, de la mano de Walter Daza, Carolina Vergara, Alfonso Gualdrón y Belkis Bohórquez, empresarios exitosos que con mucho esfuerzo lograron que el festival más importante de La Guajira se abriera espacio internacionalmente para la lanzar la primera versión el domingo 9 de octubre.

La apuesta de este grupo de promotores, es internacionalizar aún más el vallenato y por eso tomaron la idea original e hicieron una preselección para escoger en todo EEUU los mejores intérpretes de nuestra música, que sigue conquistando adeptos, para realizar un evento con todas las de la ley y que tiene a la colonia colombiana que vive en el sur de la Florida, encabezada por Franco Zabaleta, Cayita Daza, Martha Hernández e Ivón Urbina, expectantes por ser la primera vez que se realiza un festival de estas características; bien planificado, organizado y con ese sabor que no se encuentra en la tierra del Tío Sam.

En esta fiesta que es auténticamente vallenata y guajira estarán presentes Peter Manjarrez, Iván Villazón, Pipe Peláez, el grupo Kavras, Héctor Arturo Zuleta y Carlos Mario Zabaleta, ganador de la versión anterior en Riohacha, es un encuentro de varias culturas: la dominicana, cubana, mexicana, venezolana y muchas más, de corte latino que ya sienten el folclore vallento como propio y que llegarán al Tamiami Park para degustar comidas, y otro tipo de propuestas que están preparadas para ese día, en el que estaré orgullosamente invitado como observador para conocer la evolución de la música de Escalona, Leandro, Carlos Huertas y muchos más juglares que jamás imaginaron que su canciones llegaran tan lejos.

Una vez más se demuestra que el vallenato sigue traspasando fronteras y dejando en alto el nombre de Colombia y con empresarios que creen en el talento colombiano a pesar de inconvenientes de trámites, visas y algunos que no aceptan que otros realicen eventos vallenatos en la capital del sol.

También es una buena lección para otros festivales de nuestra música que no han sabido capitalizar el mercado internacional y sobre todo brindarle alguna alegría a todos esos colombianos que sufren de nostalgia por estar lejos de Colombia y que encuentran, aunque sea por un día, un rato de sano esparcimiento, que les hace recordar lo nuestro.

Es el momento para que la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata comience a experimentar este tipo de eventos, haciendo alianzas estratégicas con entidades culturales internacionales y buscando el apoyo del Estado, pero tenemos que pensar en grande, hacer gestión y no sólo limitarnos al festival de abril en Valledupar, sino proyectar el vallenato para que llegue a muchos más países. Bien por Francisco el Hombre que aunque lleva poco tiempo de creado, ya está en las grandes ligas en EEUU.

Más Noticias de esta sección

Publicidad