Orientación lingüística

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

mercedes castillo mosquera

mercedes castillo mosquera

Columna: Orientación lingüística

e-mail: lujorguep@yahoo.es


Hola, amigos, les cuento que me ha llegado un correo de La Fundéu, entidad que está pendiente del buen uso de la lengua castellana, y he decidido transcribirlo (sin su autorización, pero como le estoy dando el crédito, espero que no haya problemas) porque me parece muy interesante: sustantivos epicenos: género gramatical y concordancia correctos

Son epicenos aquellos sustantivos que, teniendo como género gramatical el masculino o el femenino, pueden, sin embargo, designar indistintamente a seres animados de uno y otro sexo.

Así, los epicenos pueden ser femeninos (la víctima, la persona, la perdiz, la ballena) o masculinos (el personaje, el vástago, el lince, el rinoceronte).

Cuando los epicenos se refieran a animales puede añadirse la especificación macho o hembra para dejar claro su sexo: el lince (hembra), el rinoceronte (hembra), la ballena (macho), la orca (macho), etc.

Por eso, en frases como: "Se espera que al final de la tarde la rinoceronte esté revolcándose en los pantanos de la Hacienda Nápoles" o "Esta rinoceronte blanco de tres toneladas ya disfruta a la sombra de los árboles" lo apropiado hubiera sido decir: "Se espera que al final de la tarde el rinoceronte (hembra) esté revolcándose en los pantanos de la Hacienda Nápoles" o "Este rinoceronte blanco de tres toneladas ya disfruta a la sombra de los árboles".

Además, se recuerda que las palabras macho y hembra pospuestas al nombre del animal no se pluralizan: "los rinocerontes hembra" y no "los rinocerontes hembras".

Sobre todo el último recordatorio me parece de singular importancia.

Por otra parte, escucho todavía el único telenoticiero local que puedo, pues mi servidor por cable no tiene sino ese, y en él hay un reportero que no sé dónde estudió ni quién le dio la aprobación en lengua castellana, porque cada vez que habla mete ambas. Por ejemplo, esta semana que termina, no importa qué día, dijo que alguien, en una clínica había salido bien y que se le reconocía "por la fuerte lucha que tuvo para superar la muerte". ¡Qué barbaridad! "Superar la muerte". ¿Será posible? Creo que nada más en la mente de este señor.

Al día siguiente nos informaba de los problemas que tienen los habitantes del barrio 17 de diciembre, ante el pésimo servicio de agua, pero él mismo afirmaba que los habitantes aprovechaban "las cuatro horas de agua al mes a las que tienen derecho". ¡Habrase visto! Todos sabemos que ellos tienen derecho a un muy buen servicio, lo que pasa es que escogimos un pésimo alcalde y ahí están las consecuencias. ¡Equivoquémonos otra vez! ¡Votemos otra vez por el mismo partido y después volvamos a quejarnos!

Mi recomendación: ya en Santa Marta los partidos tradicionales han dado grandes muestras de corrupción y vagabundería. Cualquiera que llegue a un cargo o una curul por esos partidos será de los mismos.

Por favor, apreciados lectores, piénsenlo. No cambia sino el nombre. Bendigo a Sir George Bernard Shaw cuando dijo: "Los pañales y los políticos se han de cambiar a menudo… y por los mismos motivos".

Finalmente, les comento que el doctor Cleóbulo Sabogal respondió mi solicitud con una noticia que me preocupó bastante, pero mejor la transcribo para ustedes, amables lectores: Don Luis Jorge: Le comunico que la sección idiomática Los puntos sobre las íes se transmitió por última vez el lunes, 4 de abril de 2011. Ya no trabajo en el Canal Caracol.

Atentamente, Cleóbulo Sabogal Cárdenas

Jefe de Información y Divulgación-Academia Colombiana de la Lengua. Como ven, nuestros comunicadores seguirán pronunciando cualquier cosa, menos meteorológico. No más por hoy, gracias mil por su atención y los invito a leerme el próximo sábado.

Publicidad