Orientación lingüística

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

mercedes castillo mosquera

mercedes castillo mosquera

Columna: Orientación lingüística

e-mail: lujorguep@yahoo.es


Hola, amigos, les cuento que he dejado de escuchar noticieros locales que solo hablan de la politiquería reinante en esta ciudad y el departamento. Dejé de leer la "Actualidad Política" de este diario (única que leía) con el fin de evitarme tanto estrés y los efectos de la tristeza de ver cómo mi antiguo Gran Partido Liberal ha caído tan bajo. Qué bien que sus egregios directivos y correligionarios: López Pumarejo, Eduardo Santos, sin ir muy lejos, don Alfonso Cano y aquí el siempre bien recordado don José Benito Vives de Andréis han muerto, pues si no, lo harían hoy de dolor. Pero vamos a lo mío.

Esta semana, no recuerdo qué día, escuchando el telenoticiero de Cablenoticias, Nación, en el que nos presentaron al director general de Inpec, le oí decir que hay delincuentes en prisión que hacen campaña política desde la cárcel, pero afirmó que "claro, fueron ex funcionarios públicos", etc., etc. Debo corregirlo, señor oficial. No fueron, son. Ellos fueron "funcionarios", hoy son ex funcionarios. De todos modos, sobra "públicos" puesto que la empresa privada no tiene "funcionarios". Para serlo, necesariamente deben ser empleados del Estado. Además, esos, por lo menos, están prisioneros. Pero afuera hay una cantidad de delincuentes que hacen lo mismo, y nadie los critica.

Por otra parte, me preguntaba un lector si era cierta la afirmación que leyó en mi libro sobre la fórmula "medio ambiente", porque allí digo que es pleonástica. Le respondí que todo lo que afirmo en ese libro es cierto. Algunas formas han hecho carrera y tal vez no se critican, como es el caso de "escogencia", término que hoy aparece en el diccionario de la Real Academia, como la forma que en algunos países hispanoamericanos (entre ellos Colombia) se usa por "escogimiento", lo que me desautoriza para corregirla, pero pienso que los amantes del buen hablar sí debemos desecharla.

Pero yendo a "medio ambiente", sigue siendo un pleonasmo, pues el "medio" es el "ambiente" y viceversa, por lo tanto es lo mismo que decir "el medio medio" o "el ambiente ambiente". Ya algunos comunicadores del interior empiezan a observarlo y hablan del Ministerio del Ambiente, forma elegante, cuya adopción está en mora de parte del Ministro correspondiente. Hay que eliminar del nombre de dicho Ministerio la repetición.

Finalmente, quiero opinar sobre el caso Bolillo Gómez: sin que signifique que lo apoye como hombre, pues soy de los románticos que aún creen que "a la mujer, ni con el pétalo de una rosa", ni siquiera como entrenador de la Selección Colombia, pues no creo que sea quien pueda llevarnos a Brasil. Pero sí me parece que no era causal de renuncia aquí, en Colombia, donde se ven cosas tan inmorales, o quizás más, como ministros a cuyas esposas se les han demostrado extraordinarios asuntos de corrupción, y siguen tan campantes. O ex presidentes que le huyen a la Justicia con la excusa de que están en el interior, y nada pasa. ¿Qué tiene que ver la falta del Bolillo, que no fue en una cancha, ni actuando como deportista, por grave que sea, con su trabajo?

Pienso que, si de verdad es un caballero, como siempre se le ha visto, su propia conciencia será su peor castigo. Aparte de la vergüenza de pedir disculpas públicas. Pero, en fin, eso es Colombia. Todo por hoy, gracias mil por su atención y hasta el próximo sábado.

Más Noticias de esta sección

Publicidad