Coherencia vs. insensatez (II)

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size
Tal como se los prometí en la pasada columna, hoy continuamos con el análisis de los 13 puntos que le presentaron los promotores del paro al gobierno nacional.

Exigencia No. 5: No presentar ante el Congreso la reforma pensional. El problema más grande que tiene la economía colombiana es el enorme hueco fiscal que dejó Juan Manuel Santos, razón por la cual se planteó la actual ley de crecimiento económico.

No obstante, uno de los factores que ha socavado constantemente las finanzas del Estado es el mal estructurado e inequitativo sistema de pensiones que tiene nuestro país. Esto si tenemos en cuenta que sólo 1 de cada 5 colombianos en edad de jubilarse accede a una pensión, mientras que países como Uruguay o Argentina, 8 de cada 10 habitantes obtienen una.

Otro problema del sistema pensional es el alto monto ($20 billones) que se destinan a subsidiar el régimen público (prima media). Lo grave del asunto es que no son los más pobres quienes reciben los subsidios que otorga el Estado, ni siquiera alcanzan al 1%, mientras que el 65% de los recursos se van para los de mayores ingresos de la población.

Para corregir este ineficiente y desajustado sistema pensional el Gobierno Duque ha planteado una reforma pensional estructurada que permite sostenibilidad, transparencia y equidad entre las personas que cotizan en el país. La reforma tiene cuatro puntos claves: i) La edad para la pensión no se va a aumentar. Ii) Los derechos adquiridos se van a respetar. Iii) La pensión sustitutiva sigue en firme y iv) se revisarán las altas pensiones. No entiendo, ¿por qué los promotores del paro están en contra de unas medidas que le quitan privilegios a los de mayores ingresos y se los trasladan a los de menores ingresos.?

Exigencia No. 6: No presentar ante el Congreso una reforma laboral. Esta pretensión fue un globo al aire que lanzaron los promotores del paro para que más de un despistado saliera a marchar, como efectivamente sucedió. El presidente Duque ha dicho una y mil veces que no habrá reforma laboral sin antes ser concertada con los gremios y trabajadores.

Exigencia No. 7: Que el gobierno no enajene ni privatice bienes del Estado. Ellos pretenden que el gobierno siga gastando miles y miles de millones de pesos en el mantenimiento de los bienes de origen ilícito con extinción del dominio; que se siga capitalizando con los impuestos de los colombianos las empresas estatales que dan perdidas y que no se venda un porcentaje accionario de las empresas públicas que tienen superávit para destinar esos recursos en más obras de infraestructura vial. Es decir, ellos prefieren que se continúe con el caos administrativo.

Exigencia No. 8: Que se cumplan los acuerdos firmados por el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, con organizaciones indígenas, trabajadores estatales, Fecode y los sectores campesinos y agrarios”. De acuerdo, pero antes de cualquier decisión, el gobierno debería ordenar una exhaustiva auditoria externa a los miles de millones de pesos que Santos entregó a estas organizaciones para determinar a donde fueron a parar estos dineros públicos y el impacto que tuvieron en las metas planteadas en dichos acuerdos.
Continuará….
Publicidad