A granel billetes medio falsos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Giraldo Acevedo

Jorge Giraldo Acevedo

Columna: Opinión

e-mail: jgiraldoacevedo@yahoo.es

Todo parece indicar que los delincuentes no duermen y muy por el contrario aprovechan el tiempo para tumbar al que se deja.

Eso es lo que estamos viendo en la presente época cuando el colmo y a la vez ingenio de los falsificadores de billetes en Colombia llegó al extremo; ahora están timando con billetes medio falsos.

Resulta que ahora la modalidad consiste en dividir en dos partes billetes buenos y a cada uno de ellos les agregan la otra parte falsa.

Esta situación se está presentando sobre todo con las nominaciones de los billetes de 20 y 50 mil pesos.

Todos debemos estar prestos para detectar esta clase de billetes falsificados. En primer término, la numeración entre las dos partes es diferente y, además, están unidos mediante una cinta especial transparente que al observarla muy detenidamente es fácil notar; así tenemos claramente que la mitad del billete es buena y la otra falsificada.

La situación de la circulación de billetes medio falsos, según se ha establecido, se está presentando principalmente en las principales ciudades del país pero las gestiones de los estafadores también han llegado a las ciudades intermedias y a pequeñas poblaciones colombianas.

La circulación de billetes falsos está afectando a nacionales y extranjeros debido a que esta modalidad delictiva cubre, además del comercio en general y el transporte, los aeropuertos, terminales de transporte terrestre y hasta en las principales vías de las ciudades y también en los bancos.

Ante esta modalidad delictiva son muchas las personas víctimas de estos antisociales, debido a que confían en la buena fe de los demás.

Observando la manera de actuar de los timadores, en el caso del transporte público, no está descartado que cuenten con el respaldo de algunos conductores. Es decir, los choferes son en algunos casos cómplices.

Entonces, ante la gestión de los estafadores la ciudadanía en general debe responder con mucho más cuidado al realizar cualquier operación o negocio que demande circulación de billetes.

Es importante señalar que a los delincuentes que sean sorprendidos en pleno tráfico de moneda falsificada les acarreará una pena de prisión de 3 a 8 años, tal y como lo estipula la Ley 777 del año 2002, disposición que modificó el artículo 2 7 4 del Código Penal.

Más Noticias de esta sección

Publicidad