NO dejarnos manipular: A trabajar el 21 de noviembre.

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Margarita Vives Lacouture

Margarita Vives Lacouture

Columna: Opinión

El tan cacareado próximo Paro Nacional del 21 no tiene razones de fondo que lo justifiquen. Resumidante:-No existe reforma laboral o pensional por lo cual se inmovilicen los trabajadores y pensionados.
-El presupuesto para Educación Pública es el más alto de los últimos años, ojo estudiantes y maestros. El gobierno a costillas de sacrificar sus proyectos, no reparte mermelada a diestra y siniestra, es decir lucha contra la corrupción. Entonces?
Voté NO en el plebiscito y NO salí a protestar. NO estuve de acuerdo con el atraco a la Democracia cuando se firmó el Acuerdo del teatro Colon y NO salí a protestar. NO estoy de acuerdo con lo que le hizo Santrich a Colombia y NO salí a protestar. Todavía creo que el principio de legalidad se debe respetar en todos los casos, porque es lo que nos mantiene como una auténtica Democracia.
Los que no creen en el principio de legalidad y quieren acabar el país, son las personas con intereses oscuros, que pretenden mover a la sociedad y a los ingenuos que los siguen, haciendo que brote el inconformismo que todos poseemos por alguna u otra circunstancia, para canalizarlos hacia el caos y el desorden, es decir haciendo emerger lo peor del ser humano que es la agresividad hacia sus congéneres, y a los bienes ajenos.
Los que no creen en el principio de legalidad, piensan que conducirnos a la anarquía y el desorden, es pretender desestabilizar al Gobierno, sin considerar que están es arremetiendo contra todos y cada uno de los colombianos de bien que trabajamos y creemos en un país, donde todavía hay elecciones libres y espontáneas y se tutelan los derechos civiles, lo que no sucede en otros países de América Latina.
Los que no creen en el principio de legalidad, son en gran parte víctimas del maligno discurso de odios, sin darse cuenta que sus victimarios los encaminan hacia el desastre, porque la sociedad perfecta NO existe. Perfecto es solo Dios.
Hay que demostrar el próximo 21 de Noviembre que no nos dejamos manipular, que tenemos criterio y capacidad de discernir, que queremos a nuestra Patria y somos solidarios con ella y actuar en consecuencia, realizando nuestras labores cotidianas en un normal día de trabajo, construyendo para edificar un mejor futuro.
Así como respetamos el derecho a la libre expresión y su manifestación en forma pacífica, así esperamos también se respete el derecho al trabajo en forma tranquila.
Por último, recordemos que los daños a los bienes públicos, no los repara el gobierno; los repara el pueblo pagando sus impuestos y contribuciones, porque el presupuesto nacional se nutre de nuestros bolsillos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad