Orientación lingüística

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

mercedes castillo mosquera

mercedes castillo mosquera

Columna: Orientación lingüística

e-mail: lujorguep@yahoo.es


Hola, amigos, tengo hoy tantos temas que no sé por dónde empezar. Sea lo primero lamentar que nuestras Fuerzas Armadas se desprestigien de una manera que da lástima: el fin de semana pasada estuve en Barranquilla y, tanto en el viaje de ida como en el de regreso, fui detenido en un puesto de control del Ejército, al final de la doble calzada.

¿Para qué? Para que, al ver que tenía todos mis documentos en regla, el soldado de la Patria que ni siquiera los revisó bien, me pidiera para "la gaseosa". ¡Pobres muchachos!, comenté con mi señora. Quién sabe cuánto tiempo llevan ahí sin merienda ni nada.

Pero, por la tarde, pasaba por la avenida del Libertador donde había un retén de la Policía Nacional, también fui requerido por un agente, quien descaradamente acusó a mi señora de no llevar puesto el cinturón lo cual era falso. Ella, al ver que nos detenía, se lo quitó para bajarse. Intenté explicarle al agente que no se había cometido la infracción, pero me pidió para "la gaseosa", chantajeándome con la unidad de tránsito, y terminó haciéndose el benevolente. ¡Qué tal!

Por otra parte, Francisco José Guerrero, uno de mis hermanos, cuyos hijos viven en Europa, fue a visitarlos y me ha escrito desde allá lo siguiente:

"Durante el viaje que acabo de realizar, tomé como referencia para medir el "desarrollo" de los países, los aeropuertos en donde hicimos escala, algunos de los parámetros utilizados fueron el orden y la limpieza general, también la limpieza y el funcionamiento de los baños, así como la atención al público y, desde luego, la comodidad ofrecida a los viajeros que debemos esperar varias horas para hacer el cambio de avión.

Teniendo en cuenta todo ello llegué a la siguiente conclusión: Colombia ("El dorado") es un caos total (se encuentra en reparación), ¿será un reflejo de cómo vivimos?

Fankfort (Alemania) en vía de desarrollo, le falta más atención con los extranjeros y fundamentalmente con los colombianos. La infraestructura excelente, pero la parte humana deja mucho que desear. Para mí siguen siendo "hipócritas ", pues te sonríen, pero uno "siente" que es ficticia.

De Alemania volamos a Madrid (España ): el famoso aeropuerto "Baraja"", sencillamente "un cagadero", los baños sucios, muchos con una bolsa de plástico negra, que indicaban que estaban fuera de servicio, las salas de espera bastante incómodas, la atención al cliente ni se diga, ¿será que nosotros heredamos de ellos?

De Madrid llegamos a Amsterdam (Holanda ), comparado con Madrid, es como del cielo al infierno, una infraestructura comodísima, con baños impecables, todo en perfecto funcionamiento, dan ganas de quedarse en los baños, la atención al cliente muy humana,

Por último llegamos a Helsinki (Finlandia), nuestro destino final,... sencillamente, majestuoso, como un cuento de "hadas", hermoso por donde lo mires. Es el máximo "desarrollo." Definitivamente, es otro mundo. Ahora entiendo por qué Finlandia ocupa uno de los primeros lugares en el mundo cuando de desarrollo humano se trata.

Acá podemos aplicar aquel viejo aforismo de que "por la maleta se conoce al pasajero", aquí, parodiando podemos decir: "Por el aeropuerto se conoce cómo vive la sociedad".

Bueno todo esto es una apreciación muy particular, pero así lo viví y lo sentí y por eso se lo comento. Un fuerte abrazo, Pacho."

Todo por hoy, gracias mil por su atención y hasta el próximo sábado.

Publicidad