Un año de retos y desafíos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

María del Rosario Guerra

María del Rosario Guerra

Columna: Opinión

e-mail: comunicacionesmrg@gmail.com

Han pasado 365 días desde que Iván Duque se convirtió en el nuevo huésped de la Casa de Nariño.

Su primer año de Gobierno no ha sido fácil. La herencia que recibió le ha dificultado el camino, pero no ha sido impedimento para que hoy presente al país un paquete de buenos resultados que está beneficiando a los sectores más vulnerables, y que ha contribuido notablemente a la recuperación de la esperanza y la confianza en el país.

Nuestro presidente es un hombre de convicciones firmes, preocupado por materializar sus compromisos de campaña y plan de gobierno. Es un hombre sereno, inteligente, sensible a las dolencias de los colombianos y creativo para buscar soluciones a los problemas. Cualidades fundamentales para rescatar a Colombia de problemáticas tan graves como la corrupción, la ilegalidad, el narcotráfico, el lento crecimiento de la economía, la inequidad, entre otras, heredadas del pasado.

El aire de la era Duque es de cambio y esperanza, y los resultados de su primer año de gestión son la mejor carta de presentación para decirle a los colombianos que hoy, 365 días después de convertirse en presidente, está cumpliendo.

Aprovecho este espacio para resaltar algunos de los más importantes resultados que ha tenido el gobierno del presidente Duque en este primer año.

16 leyes de iniciativa gubernamental fueron aprobadas en el Congreso. Una de las más importantes es el Plan Nacional de Desarrollo 2018-22 (PND) cuyo propósito es construir un país más equitativo, emprendedor y con cultura de legalidad. Reforma a las regalías, ley de TIC, ley de Financiamiento, Presupuesto General de la Nación 2019, Ley del Veterano, la no conexidad del narcotráfico y secuestro con el delito político, fueron algunas de ellas.

En materia laboral destaco el histórico aumento del salario mínimo para 2019, el más alto en 25 años, que fue concertado y no por decreto. Igualmente resalto el incremento en 10% del subsidio que reciben los beneficiarios del programa ‘Colombia Mayor’ y el pago mensual del mismo, beneficiando a 1,54 millones de adultos mayores pobres en todo el país.

Una de las quejas permanente ha sido la falta de pago a los trabajadores de la salud y a los hospitales y clínicas. El Gobierno lideró el Acuerdo de Punto Final para sanear las finanzas del sector salud, y pagar las deudas que existen entre los agentes, iniciando el pago por más de medio billón de pesos de las deudas de Caprecom hasta llegar a algo más de 7 billones de pesos en estos años.

El sector educación ha tenido avances importantes. En acceso a la educación superior 47.000 jóvenes de 82.000 previstos en 2019 se han beneficiado para estudiar de manera gratuita en universidades públicas.

La alimentación de nuestros niños es una prioridad para el gobierno del presidente Duque; razón por la cual se aumentó en 45% los recursos del Plan de Alimentación Escolar (PAE) para 2019.

En materia de regalías encontró cerca de $8 billones sin ejecutar y ha logrado desembolsar más de $5,6 billones para proyectos que impulsen el desarrollo económico y social de las regiones.

La solución de la provisión del servicio de energía con calidad para el Caribe colombiano ha sido una prioridad del gobierno. Comprometió $800 mil millones para inversión en este año de transición mientras se selecciona el nuevo operador para cada una de las dos regiones en que se subdividió la prestación del servicio, lo que permitirá asegurar inversiones por cerca de $8 billones en los próximos 10 años.

Un flagelo que golpea a la niñez y juventud, y por tanto a los hogares colombianos, es el consumo y adicción a las drogas sicoactivas y el crecimiento del microtráfico. El Presidente Duque con firmeza expidió el decreto para liberar de este flagelo aquellos espacios donde los niños se educan y recrean.

No puedo dejar de hablar de lo que ha sido este año de Gobierno sin resaltar el tema de la seguridad, un punto clave para el presidente Duque, y en el cual han trabajado sin descanso nuestras Fuerzas Militares y de Policía.

Por primera vez, en siete años, Colombia logró frenar el crecimiento de cultivos ilícitos y estabilizarlos en 208 mil hectáreas; muchas aún y hay que erradicarlas pero es un paso más en el compromiso de acabar la coca que tanto daño hace al ambiente, la economía, la seguridad y por supuesto a las instituciones. A ello se suma que las autoridades incautaron 332 toneladas de cocaína pura y 303 toneladas de marihuana.

Se redujeron en 4% los homicidios, y se le ha asestado duros golpes al crimen organizado como la muerte de alias Guacho. El hurto a personas y residencias que han crecido es el lunar de la gestión y exige un esfuerzo especial, sobre todo en áreas urbanas.

Son muchos los avances que ha tenido el gobierno Duque en un año; pero por supuesto no son suficientes para responder a las expectativas y necesidades de tantos colombianos, sectores y regiones. Confianza y esperanza en el presidente Duque y su equipo para seguir construyendo un buen rumbo para el país.

Han pasado 365 días desde que Iván Duque se convirtió en el nuevo huésped de la Casa de Nariño. 
Su primer año de Gobierno no ha sido fácil. La herencia que recibió le ha dificultado el camino, pero no ha sido impedimento para que hoy presente al país un paquete de buenos resultados que está beneficiando a los sectores más vulnerables, y que ha contribuido notablemente a la recuperación de la esperanza y la confianza en el país. Nuestro presidente es un hombre de convicciones firmes, preocupado por materializar sus compromisos de campaña y plan de gobierno. Es un hombre sereno, inteligente, sensible a las dolencias de los colombianos y creativo para buscar soluciones a los problemas. Cualidades fundamentales para rescatar a Colombia de problemáticas tan graves como la corrupción, la ilegalidad, el narcotráfico, el lento crecimiento de la economía, la inequidad, entre otras, heredadas del pasado. El aire de la era Duque es de cambio y esperanza, y los resultados de su primer año de gestión son la mejor carta de presentación para decirle a los colombianos que hoy, 365 días después de convertirse en presidente, está cumpliendo. Aprovecho este espacio para resaltar algunos de los más importantes resultados que ha tenido el gobierno del presidente Duque en este primer año.16 leyes de iniciativa gubernamental fueron aprobadas en el Congreso. Una de las más importantes es el Plan Nacional de Desarrollo 2018-22 (PND) cuyo propósito es construir un país más equitativo, emprendedor y con cultura de legalidad. Reforma a las regalías, ley de TIC, ley de Financiamiento, Presupuesto General de la Nación 2019, Ley del Veterano, la no conexidad del narcotráfico y secuestro con el delito político, fueron algunas de ellas.En materia laboral destaco el histórico aumento del salario mínimo para 2019, el más alto en 25 años, que fue concertado y no por decreto. Igualmente resalto el incremento en 10% del subsidio que reciben los beneficiarios del programa ‘Colombia Mayor’ y el pago mensual del mismo, beneficiando a 1,54 millones de adultos mayores pobres en todo el país. Una de las quejas permanente ha sido la falta de pago a los trabajadores de la salud y a los hospitales y clínicas. El Gobierno lideró el Acuerdo de Punto Final para sanear las finanzas del sector salud, y pagar las deudas que existen entre los agentes, iniciando el pago por más de medio billón de pesos de las deudas de Caprecom hasta llegar a algo más de 7 billones de pesos en estos años. El sector educación ha tenido avances importantes. En acceso a la educación superior 47.000 jóvenes de 82.000 previstos en 2019 se han beneficiado para estudiar de manera gratuita en universidades públicas. La alimentación de nuestros niños es una prioridad para el gobierno del presidente Duque; razón por la cual se aumentó en 45% los recursos del Plan de Alimentación Escolar (PAE) para 2019.En materia de regalías encontró cerca de $8 billones sin ejecutar y ha logrado desembolsar más de $5,6 billones para proyectos que impulsen el desarrollo económico y social de las regiones. La solución de la provisión del servicio de energía con calidad para el Caribe colombiano ha sido una prioridad del gobierno. Comprometió $800 mil millones para inversión en este año de transición mientras se selecciona el nuevo operador para cada una de las dos regiones en que se subdividió la prestación del servicio, lo que permitirá asegurar inversiones por cerca de $8 billones en los próximos 10 años.Un flagelo que golpea a la niñez y juventud, y por tanto a los hogares colombianos, es el consumo y adicción a las drogas sicoactivas y el crecimiento del microtráfico. El Presidente Duque con firmeza expidió el decreto para liberar de este flagelo aquellos espacios donde los niños se educan y recrean. No puedo dejar de hablar de lo que ha sido este año de Gobierno sin resaltar el tema de la seguridad, un punto clave para el presidente Duque, y en el cual han trabajado sin descanso nuestras Fuerzas Militares y de Policía. Por primera vez, en siete años, Colombia logró frenar el crecimiento de cultivos ilícitos y estabilizarlos en 208 mil hectáreas; muchas aún y hay que erradicarlas pero es un paso más en el compromiso de acabar la coca que tanto daño hace al ambiente, la economía, la seguridad y por supuesto a las instituciones. A ello se suma que las autoridades incautaron 332 toneladas de cocaína pura y 303 toneladas de marihuana. Se redujeron en 4% los homicidios, y se le ha asestado duros golpes al crimen organizado como la muerte de alias Guacho. El hurto a personas y residencias que han crecido es el lunar de la gestión y exige un esfuerzo especial, sobre todo en áreas urbanas.Son muchos los avances que ha tenido el gobierno Duque en un año; pero por supuesto no son suficientes para responder a las expectativas y necesidades de tantos colombianos, sectores y regiones. Confianza y esperanza en el presidente Duque y su equipo para seguir construyendo un buen rumbo para el país.
Publicidad