Martínez al tablero

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Veruzka Aarón Torregrosa

Veruzka Aarón Torregrosa

Columna: Opinión

e-mail: veruzkaaaron.t@gmail.com

Los días de debate electoral son propicios para que aumente la intensidad de los ataques entre candidatos que aspiran gobernar en el próximo periodo.

No es de extrañar por tanto, que la ciudad vaya a estar en medio de  turbulencias y escándalos, que en lo sucesivo facilitarán el desnudo de  la realidad que esconden algunos falsos discursos. Esto es precisamente lo que ha sucedido con la publicación de audios en los que presuntamente, se escucha al alcalde Rafael Martínez mientras pasa al tablero frente a su jefe político Carlos Caicedo, quien para la época, según algunos medios que ubican la conversación en plena campaña como pre-candidato presidencial. 

Más allá de que el Alcalde a través de denuncias pretenda centrar el debate sobre la legalidad con la que estos audios se obtuvieron, y busque levantar cortinas de humo para victimizarse, lo cierto es que no le quedará fácil evadir las inatajables preguntas que suscitan las conversaciones reveladas y de las que a continuación comento los detalles más llamativos a mi parecer.

La conversación del primer audio que se filtró, es la más nutrida en detalles pues en medio de la interlocución se asoman vicios de las personalidades de cada uno y a su vez se refleja parte de la compleja relación que los ha unido durante años. El tono de la conversación sin embargo, deja ver un Alcalde de temperamento débil, diferente del que disfrutaba días antes exponiendo maliciosamente a sus secretarios frente a la ciudadanía. A Martínez le temblaba la voz al responder a los cuestionamientos de su jefe político, Carlos Caicedo,  y eso que su pasada al tablero no era a través de Facebook live. 

Ahora bien, durante la conversación llama la atención cuando Caicedo advierte a Martínez que sus rivales “están ganando terreno aquí”, lo que es corroborado por éste,  quien seguidamente señala: “ellos han tratado de entrar [...] de hecho en varias reuniones les he mandado a monitorear, tengo fotos donde evidentemente están tratando de empoderar en ciertos líderes”. Esta respuesta no puede más que generar preocupación, pues el Alcalde estaría reconociendo que utiliza su investidura para ordenar el seguimiento de personas, que bien sean rivales, líderes, o cualquier otro individuo, dichas atribuciones resultan ilegales e intimidantes, pues ya conocemos los fines que tuvieron los seguimientos y chuzadas perpetradas por organismos del Estado en el pasado, específicamente el caso del DAS.

Lo siguiente que evidencia el audio, es como han rediseñado la estructura del Distrito, con el fin de manosear su institucionalidad para ponerla al servicio de la politiquería, esa misma que ellos han endilgado con exclusividad a los de “antes”. No obstante durante la conversación pretenden elevar el concepto de politiquería al de “trabajo político”,  bien dicen que la mona aunque se vista de seda, mona se queda.  

Se destaca igualmente el lenguaje vulgar y pendenciero de quién fuera durante varios años, el rector de la máxima institución de educación del Magdalena. Lenguaje que utiliza para referirse en términos peyorativos a varios de sus conocidos colaboradores, quienes francamente no merecen sino la solidaridad de parte de los samarios, pues son personas que pese a las posibles diferencias políticas que tengan con respecto a los criterios de otros, merecen respeto por sus integridades morales y físicas. Resulta inconcebible, que estos miembros del equipo del Alcalde y copartidarios de Fuerza Ciudadana, después de haber estado dispuestos a enfrentarse y exponerse políticamente para defender a sus líderes, sean descalificados de una manera tan infame por estos mismos.

Otro de los aspectos que no se puede ignorar en el contenido de la conversación, es la preocupación de Caicedo por tener  a la fecha (se estima en el mes de septiembre de 2017)  solo 140 mil firmas recolectadas, imposible  no preguntarle a Caicedo ¿Cómo hizo para alcanzar el millón de firmas que inscribió un mes después?

El llamado a las autoridades y entes de control, es para que investiguen no solo naturaleza de los audios, sino el contenido que estos develan. El Alcalde Martínez está obligado a pasar al tablero y responder ante los samarios por los cuestionamientos que derivan de esos 9 minutos de conversación con su jefe político.

Publicidad