La Nobel fallecida Toni Morrison

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Vanegas Mejía

José Vanegas Mejía

Columna: Acotaciones de los Viernes

e-mail: jose.vanegasmejia@yahoo.es

El 5 de agosto de este año falleció en Nueva York la escritora Toni Morrison, ganadora del premio Nobel de Literatura 1993. Fue una de las mejores voces literarias de nuestro tiempo, según la crítica autorizada. “Un faro en la cultura afroamericana”, afirman otros. La autora nació en Lorain, Ohio, Estados Unidos, el 18 de febrero de 1931.

Su nombre de pila era Chloe Anthony Wofford. Fue novelista, ensayista, editora y profesora de la Universidad de Princeton. Su padre trabajó como soldador; su madre era empleada doméstica.

     Dice Toni Morrison: “Cuando estaba en primer grado nadie pensaba que uno era inferior a otro. Yo era la única negra en la clase y la única que podía leer”. Tomó clases de latín y leyó muchas obras importantes de literatura europea. Se graduó en bachillerato, con honores, en 1949. Se especializó en inglés. En la Universidad de Howard desarrolló su tesis sobre los novelistas William Faulkner y Virginia Woolf. En 1953 obtuvo grado de maestría. Ese año regresó a Howard como profesora. Se casó con Harold Morrison y tuvieron dos hijos: Harold y Slade. En 1965 se mudó a Syracuse, Nueva York, donde trabajó con la Editorial Random House.

     Toni Morrison escribió once novelas, nueve obras de no ficción, cinco libros infantiles, dos cuentos y dos obras de teatro. Además, una colección de ensayos personales conmovedores. Sus novelas son conocidas por sus temas épicos, lenguaje exquisito y personajes afroamericanos muy detallados que son fundamentales en sus relatos y permanentemente luchan por encontrarse a sí mismos y por su identidad cultural. La autora reveló las complejidades de la vida de los negros y de la femineidad. Además, el uso magistral de la fantasía, su estilo poético y su elaborado entrelazamiento de lo mítico le dieron a las historias de Toni Morrison gran fuerza y textura. La primera de esas narraciones, escrita en 1970, se titula “The bluest eye” (“El ojo más azul”). Trata de una adolescente negra que se obsesiona con los estándares blancos de belleza y anhela tener los ojos azules.

     Otras novelas de Morrison: “Song of Salomon” (1971), traducida como “Canción de Salomón”. Es contada por un narrador masculino en busca de su identidad. La publicación de esta novela provocó  la crítica positiva hacia la producción literaria de la autora en los Estados Unidos. “Tar Baby” (1981) está ambientada en una isla caribeña; explota conflictos de raza, clase social y sexo. “Amada” (1987), ganó un premio Pulitzer de ficción. Se basa en la historia real de un esclavo que, en el momento de su captura, mata a su pequeña hija para evitarle la vida en esclavitud. También son obras de Toni Morrison las novelas “Paradise” (1998) y “Home”, (2012), título traducido como “Inicio”. En “Paraíso” hay un retrato lleno de detalles de una utópica comunidad negra de Oklahoma. En “Home”, por su parte, un veterano de la Guerra de Corea, al regresar, se encuentra con el racismo que había dejado al partir.

     En el 2010 Toni Morrison fue nombrada Oficial de la Legión de Honor francesa y en el 2012 recibió la Medalla Presidencial de la Libertad. La última obra de Toni Morrison, “La fuente de la autoestima”, publicada en el 2019, es de no ficción; en ella consigna pensamientos sobre Martin Luther King, Jr. y destaca el empoderamiento femenino, la literatura negra y su pasión por la escritura. En un discurso de graduación en la Universidad de Rutgers, la novelista disertó sobre ‘la búsqueda de la vida, la libertad, la integridad y la verdad’. La actriz negra, presentadora de TV y periodista estadounidense Oprah Winfrey, opinó sobre la importancia de la escritora fallecida: “Es imposible imaginar realmente el paisaje literario estadounidense sin Toni Morrison. Ella es nuestra conciencia, nuestra vidente; es nuestra narradora de la verdad”.

Más Noticias de esta sección

Publicidad