Si algo les pasa, Martínez responde

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Germán Vives Franco

Germán Vives Franco

Columna: Opinión

e-mail: vivesg@yahoo.com

La amenaza de que fueron objeto miembros del gabinete distrital ha recibido rechazo generalizado y hasta donde entiendo a las personas amenazadas se les dio un esquema de seguridad. En las aguas embravecidas de las épocas electorales es difícil ser objetivos, y es en estos momentos cuando más requerimos de voces sensatas.

Comienzo por decir que la transmisión en vivo no es el problema. Involucra a los ciudadanos y da la sensación de transparencia. El formato en si es neutral. El uso que se hace del mismo es lo puede generar problemas.

Desde la primera reunión con el gabinete, quedó claro, y así lo dije en mi columna anterior, que la intención del alcalde era saldar cuentas y amilanar a los secretarios. Cualquier persona que vea los videos forzosamente tendrá que allanarse a esta apreciación.

En el intento de exculparse y justificarse, el alcalde, sintiéndose atado porque no está gobernando con su cuadrilla, graduó a los secretarios de enemigos, y bajo estos parámetros es que se han desarrollado absolutamente todas las pasadas al tablero. Esta animosidad manifiesta por parte del alcalde y que se evidencia en actitudes y palabras ha contribuido a que esa animosidad se le contagie a sus seguidores. No solo es falta de profesionalismo del alcalde sino una irresponsabilidad mayor.

Adicionalmente al peligro creado por la hostilidad manifiesta del alcalde hacia sus subalternos, peca gravemente el alcalde cuando no tiene la sensatez para entender que temas, dentro de los múltiples que maneja la alcaldía, son susceptibles de ser tratados en este foro y de forma tan abierta. Es que hasta para esto se requiere planeación. El alcalde dice y pregunta lo que se le viene a la cabeza, y toca temas de altísima sensibilidad como el día sin moto, que jamás ha debido ser tratado en este escenario, mucho menos cuando el alcalde tenía la clara intención de politizarlo colocándose del lado de los mototaxistas y en contra de su gabinete.

La mala fe es evidente cuando el alcalde no les da aviso previo suficiente a los funcionarios para que se preparen, y no les da una agenda de los puntos a tratar. Es obvio que quiere utilizar el elemento sorpresa para dejarlos como unos incompetentes. Aquí hay claro abuso de autoridad. Tiene toda una caja de herramientas de trucos baratos, pero peligrosos.

No contaba el alcalde con que tenía en su equipo un hombre bien conectado y mediático como Camilo George, que le puso el tatequieto. Quedé gratamente sorprendido por este joven, el cual espero siga sirviéndole a la ciudad, al departamento, y por qué no, al país. Camilo sustentó documentalmente su presentación y no se dejó arrinconar; ya convencido de que no iba a poder con él, el alcalde optó por decir que lo logrado eran logros de su gobierno y que esas habían sido las instrucciones que él había dado.

De hecho, el contraste no pudo ser más marcado entre un funcionario capaz y preparado como Camilo, y el señor Bula. Bula es el único que no sabe que pasó, que no ha hecho nada pero que recurre a una y mil leguleyadas para parapetar su incompetencia.

Repito, Martínez debería estar agradecido de que le dejaron un gabinete competente que a la postre lo va a librar de que se pase lo que le resta de vida en los entes de control dando explicaciones o en la cárcel. El tener un gabinete de estas calidades es una garantía para él y para la ciudad. Debería cambiar la actitud y apoyarse en ellos para sacar adelante las obras que pueda.

Porque alcalde, será su plan de desarrollo y todo lo que quiera, pero a estas alturas todos tenemos claro que fue hecho con supuestos financieros y facticos de Harry Potter, y que solo un gabinete serio puede aterrizarlo y sacarlo avante en aquello que es rescatable y en beneficio de la ciudad. Al fin y al cabo, poco de lo del plan es realmente estructural y transformativo; tiene un alto componente cosmetológico.

Alcalde, le doy un consejo no pedido: Deje de joder al gabinete y como dice el dicho, si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada. Deje de ser un incordio.

Más Noticias de esta sección

Publicidad