Racionamiento para todos, igual a más conciencia del agua

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Margarita Vives Lacouture

Margarita Vives Lacouture

Columna: Opinión

Tengo que decirlo, como hay racionamiento de agua en la ciudad que sea para todos por igual. No es justo hacer diferencia en que solo sea una parte de la ciudad, la que sufra por el desabastecimiento. Acá todos residimos y lo bueno y lo malo debe ser igual para todos.
La constante indica que cuando hay racionamiento, éste se da en determinados barrios y sectores de Santa Marta, y, me pregunto por qué? Porque solo a unos nos toca llamar al 4209676 de Essmar para reportar que no hay agua en una llamadera infinita, para que al contestar nuestra llamada nos digan, que si no llega el agua mañana, llega al otro día, que si no llega al otro día hay que volver a llamar y así sucesivamente, hasta que pasan diez o más días sin agua. Luego inicia un día con agua, para otra vez caer en el circuito de diez o más días sin agua; llamadera continúa al único teléfono de Essmar y así sucesivamente hasta llegar al mismo círculo…. Considero que no hay excusa para justificar tal discriminación, porque mientras que algunos por las circunstancias y a las malas nos ha tocado aprender el valor real de tener agua, a otros no. Hay sectores, barrios y hasta corregimientos que nunca han apreciado el valor del agua, porque nunca los someten a racionamientos; no son conscientes de que el preciado líquido es un recurso natural no renovable y por tanto su índice de consumo no baja, que es lo lógico y lo consecuente cuando se carece agua en Santa Marta, perdón quise decir en una parte de Santa Marta.

Inicialmente, vimos que la culpa de todo se la endilgó a Metrogua y por eso le quitaron el contrato. Después se lo dieron a la empresa Veolia, para quitárselo también no sabemos por qué y después dárselo a una súper empresa del Distrito llamada Essmar. Todo en el transcurso de 7 años, donde además no “cranearon” o implementaron soluciones a corto plazo. Y así estamos, sin agua a estas alturas, mientras llegan soluciones tal vez en el mediano y quizás en el largo.

La solución de los pozos, no puede ser definitiva. No podemos seguir perforando la ciudad y secando acuíferos; además que ella va ligada a la repartición, no sé bajo qué esquema, de agua en carrotanques que circulan por toda la ciudad, entorpeciendo el tráfico y contaminando el medio ambiente. Y ahora, el propio Ministro de Vivienda ha denunciado el “cartel” que opera detrás de esta modalidad. Pasa el tiempo y nada se habla de los trasvases de los ríos de la estrella hídrica de san Lorenzo, una solución que quizás es la más mediata, cuyas aguas se vierten completas al mar caribe

Pero, vuelvo al tema, porque razón los racionamientos no son iguales para toda la ciudad? Porque razón solo una buena parte de la ciudad sufre por la escasez de agua ¿A ver, por qué? Por qué razón no se deja sentir a todos el verdadero precio del agua? Ante cualquier respuesta, antepongo ¿Es que en últimas no se quiere una consciencia ecológica y consecuente con el medio ambiente, así sea a las malas?

Ya es hora, que todos tengamos derecho al agua que pagamos, y si no hay agua es hora que todos sintamos lo que es vivir sin ella para aprender a cuidar lo que tenemos entre todos. Racionamiento para todos, igual a más agua para todos.
Publicidad