Interés legítimo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Luis Tabares Agudelo

Luis Tabares Agudelo

Columna: Opinión

e-mail: tabaresluis@coruniamericana.edu.co

La doctrina nos trae al interés legítimo como una institución con la cual se faculta a todas aquellas personas que, sin ser titulares del derecho lesionado por un acto de la autoridad, tienen interés en qué un derecho fundamental, sea respetado o reparado.

Para Gabino Eduardo Castrejón García profesor de Derecho Administrativo de la Unam de México el interés legítimo “se encuentra relacionado con el simple hecho de que una persona considere que la expedición de un acto de autoridad pueda afectar directa o indirectamente su derecho tutelado en una norma jurídica, es suficiente para acreditar el interés legítimo para acudir a las instancias administrativas o jurisdiccionales para impugnarlo.”

Con relación al tercero con interés legítimo en Colombia, la Corte Constitucional en Auto 027 de 1997 nos condiciona que: Terceros serán, por exclusión, quienes no tienen la condición de partes. Sin embargo, puede ocurrir que dichos terceros se encuentren vinculados a la situación jurídica de una de las partes o a la pretensión que se discute, al punto de que a la postre puedan resultar afectados por el fallo que se pronuncie. Dentro de estas circunstancias puede ocurrir que siendo varios los sujetos con interés legítimo para demandar o controvertir las pretensiones del demandante, sólo se hayan vinculados al proceso a uno o algunos de ellos. En este evento, el interés del cual son titulares los legitima para participar en el proceso, con el fin de que se les asegure la protección de sus derechos. En todo caso, el juez debe vincularlos ex-oficio tan pronto detecte su ausencia de manera que pueda integrarse debidamente el contradictorio, evitándose así un fallo inhibitorio”.

En la época de la moral victoriana sucedió con el caso de una concubina que se presentó a reclamar al morir su amante, serlo para la época era algo despreciable al punto que era criminalizada. El ordenamiento no le reconocía ningún derecho por ser una relación ilegal, ilícita. Por esta valiente mujer anónima se empezó a debatir en varias legislaciones el reconocimiento de derechos de las mujeres.

La moral victoriana son las opiniones morales en la época  de la reina Victoria y del clima moral general en el Reino Unido en el siglo XIX. Muchos de estos valores se extendieron por el Imperio Británico. En la actualidad, el dicho “moral victoriana” describe cualquier conjunto de valores que tengan una fuerte represión sexual o poca tolerancia ante el delito.

Por otra parte, el caso de los novios de Granada (España),  se da cuando se conoce una pareja estudiando en la universidad, se enamoran y se gradúan. Cierta tarde salieron a dar un paseo, caminaban por la ciudad. Al pasar junto a un hospital de dementes, falla la vigilancia y un loco furioso se lanzó del sexto piso, le cayó al novio, ambos murieron. La novia demanda por la muerte de su amado.  En primera instancia el tribunal le niega aduciendo la falta de interés. Pero en segunda instancia, se encuentra que la novia tiene interés legítimo. Lo tiene por el solo hecho de que la persona, -la víctima- haya sufrido un daño. Logrando que se le indemnizara.

Este caso es tan importante que hoy en la concepción de la familia ensamblada, extensa o ampliada se están reconociendo derechos. Por eso se le reconoce indemnización al hijastro, al padrastro, a la madrastra, al sobrino que ha criado durante toda una vida.

Por lo anterior, el concepto de familia no se mira hoy bajo las relaciones que trae el código civil: consanguinidad, afinidad o civil, sino que sencillamente  está dirigida por los criterios de: solidaridad, ayuda, amor y afecto.

En el Socorro (Santander), el patrono sostuvo una relación extramatrimonial durante varios años con la auxiliar de labores de su hogar  de la cual  hubo un hijo.  Al morir, ella entró a reclamar derechos que aún no eran reconocidos en el país. A raíz de esta demanda hoy en Colombia la Corte Suprema Justicia basada en el interés legítimo sentencia que las mujeres que mantienen relaciones extramatrimoniales con sus patronos podrán reclamar derechos sobre los bienes y patrimonio de estos.  Se reconoció relaciones de concubinato como un nuevo tipo de familia.

Para concluir, cuando se entró a concebir que a quien se le lesione o quien ha sufrido el daño está legitimado para demandar, básicamente  se empezó a admitir la nueva doctrina de la teoría de la responsabilidad: el interés legítimo.