La justicia con cara de injusticia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: jairofrancos@hotmail.com

Día a día en Colombia se degrada lo justo. Ocurre que la forma incorrecta de administrar justicia, está supeditada al incumplimiento rigoroso del verdadero derecho.

Bien lo dice un sabio proverbio: “Dame las pruebas y te daré el derecho”. Esta afirmación, concita a expresar que el derecho esta soportado en razones coherentes, objetivas y sustentables que permitirán establecer lo real, a que se valoren, no se desvíen o sustraigan las pruebas, generando injusticia.

Recordemos que se ha estimado como símbolo de la justicia a una mujer con los ojos vendados, que porta en la mano izquierda una balanza y en la otra una espada que muestra la fuerza inflexible de la ley: dura lex sed lex. Dura es la ley, pero es la ley, para que no se presenten miramientos anticipados y exista el equilibrio al momento de sentenciar quienes tienen esas facultades, otorgando lo justo, pero no sucede así.

A pesar que muchos poseen esta escultura en sus escritorios, preguntamos. ¿Para qué la tienen allí?. Esperamos le sirvan al momento de ejercer justicia. No vamos muy lejos, lo que me ocurrió con un Juez de la Republica hace años al manifestarle mi inconformidad en una de sus decisiones, le señale la escultura de la justicia que tenía en su escritorio, me sostuvo: le tape los ojos a esa mujer, para que no supiera, ni viera lo que hago, aquí mando yo. ¿Qué tal eso?. La escultura de la justicia la tenía de adorno, para aparentar; esa fue la impresión que me tome del Juez.

La insatisfacción de derechos básicos se incrementa hoy, entramos en crisis, la justicia no actúa, aparece con otra cara. La indiferencia judicial, llevara a la injusticia sin duda alguna. Basta solo observar el resultado en sentencias que retardadas conducen a la desigualdad jurídica, manteniendo el malestar individual y general. Muchos preguntamos. ¿Por qué no se hace justicia en esta situación o aquel caso?. El comentario en el país, es que las injusticias arropan a los de ruana y alpargatas, a los más vulnerables y la justicia favorable aunque no se la merezcan, es para los delincuentes de cuello blanco y corbata. Es urgente y necesario frenar ese tren de injusticias, que avanza raudo ante nuestros ojos y no nos atrevemos a detenerlo. Se requiere una justicia más ágil, que con los ojos bien abiertos, mire y se incline a actuar meridianamente; que se detenga a mantener el artículo 13 de nuestra Carta Magna; que ajuste a aquellos que se mantienen de ella y sus mecanismos y que no permiten se aplique de manera pronta y efectiva.

En  Colombia las expresiones de justicia que causan insatisfacción o vulneración de derechos mal aplicadas por sus administradores, conllevan a múltiples demandas, que tienen embargado al estado como ocurre  actualmente, solicitándole indemnizaciones millonarias.

Al Estado colombiano le corresponde promover condiciones para que la igualdad sea real y efectiva, adoptando medidas en favor de grupos que actualmente se discriminan y marginan; además proteger a personas que por su condición económica, física o mental, se encuentren en circunstancias de debilidad manifiesta, en aras de sancionar oportunamente los desafueros e injusticias que se cometan.

Publicidad