Economía, Dane, rebusque y policía

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Giraldo Acevedo

Jorge Giraldo Acevedo

Columna: Opinión

e-mail: jgiraldoacevedo@yahoo.es

Las imágenes transmitidas hace unos días en los noticieros de la televisión  de un grupo de miembros de la Policía Nacional de Bogotá  que decomisaban   los artículos a unas personas que trataban de venderlos en plena vía  pública en la popular zona de San Victorino nos  hizo recordar  el suceso  de hace  unos   años en que  miles de ciudadanos  reclamaban  un mejor servicio del transporte  masivo en el Transmilenio bogotano y  las autoridades  les    respondieron con  el  Escuadrón  Móvil Antidisturbios , más  conocido como  el  Esmad.

Sinceramente esas son unas de  las  situaciones   que  nunca  deben ocurrir ni en Bogotá ni en ninguna  parte  de  Colombia.

En todos los niveles los funcionarios del   Gobierno y la  Policía  Nacional tienen  que  saber y entender cabalmente  que  el país  afronta  uno  de  los  más graves  problemas  por  el  desempleo  y  son  millares las  personas  e  incluso  profesionales  que  se ven  en  la  necesidad de  rebuscarse vendiendo  en  las  vías públicas de las  ciudades.  Artículos  populares,  empanadas, variedad de alimentos  o cualquier clase de   baratijas.

Para  los  voceros del   Gobierno  y  la Policía  debe  quedar  claro  que  el  rebusque  no es  un  delito y  son miles las  personas que  se  dedican a  vender  productos  en  las  vías  públicas.

Además,    si  se continua atacando  el  rebusque,  con  toda  seguridad  aumentará  la  inseguridad  ciudadana  debido  a  que miles  de  personas  tendrán  que  sobrevivir  de  algo; por  otra  parte   el  Gobierno  como  tal  se  verá  perjudicado  porque   en los  datos  oficiales  sobre  empleo informal, según el Dane,  se estima que está cercano  al  50%.

Valga la oportunidad para recordar que constitucionalmente las funciones de  la Policía Nacional son preventivas  y no represivas;  lo anterior  lo  aseveramos por cuanto en algunos casos lo que hemos visto claramente son gestiones represivas en operativos contra vendedores ambulantes  como el caso sucedido recientemente  en Bogotá;  además   a quienes les decomisan  o quitan  los artículos,  en  la mayoría de ocasiones se dan  por  perdidos.

De  acuerdo a la situación social, económica y por  la  pobreza de  Colombia  si el  rebusque,  llamado  por  los voceros del  Dane como  empleo  informal,  se  extermina  también  acabará la  gallina  de  los huevos de  oro  del  Dane  y  por  mera  lógica se verán afectadas las cifras  sobre  economía  general del  país.

Titulé  la  presente  opinión  “economía, Dane,  rebusque y  policía” por   lo  mencionado  aquí  y  otras  situaciones que   todos los  ciudadanos  vivimos y  que  tienen que ver sobre las  desigualdades sociales y la  pobreza  de ésta nación;  también tuve  en cuenta la expresión “a mayor empleo menor delincuencia”, señalada  por  el  conocido comentarista   Rafael Isaza González, en la columna periodística “El Plan de Desarrollo” publicada hace unos días  en un periódico de la ciudad de Medellín.

Tenemos entonces que las políticas,  en todos los niveles del Gobierno de Iván Duque Márquez,  deben ser en procura de  mayor empleo para disminuir la delincuencia y también el rebusque.

Publicidad