Orientación lingüística

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

mercedes castillo mosquera

mercedes castillo mosquera

Columna: Orientación lingüística

e-mail: lujorguep@yahoo.es


Hola, amigos, hoy les propongo un ejercicio de atención para mejorar en la expresión oral. Me refiero a una forma que se ha apoderado de la mayoría de los hablantes y escribientes en español, de manera especial en Hispanoamérica.

Es el uso de "darse cuenta". No se observa que uno "se da cuenta de algo", por lo tanto es inculta la expresión "me di cuenta que…"

Cuando un emisor dice: "No entendí la situación hasta que me di cuenta que había tres individuos", se está expresando como persona inculta (de quinta, diría una amiga) en materia lingüística. O el periodista que escribió: "Afortunadamente la Policía se dio cuenta que algo raro pasaba en el sitio…" es también un representante de los que pasaron por la universidad, pero copiándose o metiendo "machete".

No aprendió castellano. En ambas formas falta la preposición "de". Se debió decir: "… hasta que me di cuenta de que había…" Y escribir: "… la Policía se dio cuenta de que…"

En Santa Marta, por ejemplo, todavía las autoridades no se dan cuenta de que el delito callejero se ha apoderado de la ciudad. De que no hay quien lo combata y por eso estamos a merced de los que sí tienen derecho a portar armas. Por lo menos en Los Almendros, sector popular, el Centro de Atención Inmediata está de lujo.

Por otra parte, en un diálogo que sostenía con algunos compañeros, todos ellos amigos de esta columna y amantes del buen hablar, uno de ellos me decía que si tanto "bendecido" como "bendito" son participios de bendecir, lo lógico sería que su uso fuera indiferente. Que fuera igual "El cura ha bendito la casa" o "ha bendecido…" Aunque supuse siempre que era una forma de "mamar gallo" del amigo, cuyas bondades en lo lingüístico conozco, decidí traer el tema para lo que pueda servir:

Bendecido y bendito son los participios del verbo bendecir. El primero es regular y el segundo procede del participio latino benedictus.

Bendecido es la única forma que debe usarse en la formación de los tiempos compuestos y de la pasiva perifrástica, mientras que la forma bendito solo se usa como adjetivo y como sustantivo: "el obispo ha bendecido los amores de la joven pareja", "la obra fue bendecida por el obispo", "un poco de agua bendita no le puede hacer mal", "tú dormías como un bendito en la cama". (La Fundéu)E

Finalmente, doy respuesta a un corresponsal que me pregunta si es correcto utilizar el término "bianual" para algo que ocurre cada dos años": No, apreciado amigo, bianual significa "dos veces al año". Lo que sucede cada dos años es "bienal".

Es una confusión muy común, igual a la que se presenta con "bimensual" que es lo que se hace dos veces al mes, diferente de "bimestral" que significa cada dos "meses".

Sé que es un poco complicado aprenderlo de una vez, pero si se practica siquiera bimensualmente, se tendrá claridad al respecto y no quedará como falto de estudio ante quienes sí saben de esto. Todo por hoy, gracias mil por su atención y hasta el próximo sábado.

Más Noticias de esta sección

Publicidad