“Manda huevo” y su origen”

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jesús Iguarán Iguarán

Jesús Iguarán Iguarán

Columna: Opinión

e-mail: jaiisijuana@hotmail.com

“Manda huevo” es una alocución que casi a diario acostumbramos a decir y a escuchar, los costeños, por lo general la expresamos en sentido figurado cuando queremos referirnos a la gallardía de un hombre o en sentido más inelegante cuando se hace referencia a la parte más nobel de la anatomía humana del ser masculino.

Realmente su expresión ha sido transformada en su significado y en su grafía por un intento de escribir correctamente lo que parece ser y realmente nos encontramos errado cada vez que llegamos a expresarla.

Esta expresión “manda huevo” tiene su origen en el latín “opus” que significa obra trabajo o necesidad, que derivó de la palabra uebos.

La manida expresión se llegó a escucharse hasta en el Congreso de los Diputados de España y la mayoría transcribía como “manda huevos” que realmente debe transcribirse como “manda uebos” lo que es lo mismo que “mandat opus” que  tradujese “la necesidad obliga”, sin embargo, a esta frase también la transforman en nuestro lenguaje costeño como “la necesidad tiene cara de perro” y la damos a conocer cuando alguien acepta una propuesta de trabajo y se hace cargo de ella  debido a que no le queda otra alternativa y  se ve obligada a tomar la labor, aunque le parezca humillante.

Debe observarse que nuestra expresión (manda huevo) la decimos sin la S porque según los cachacos nosotros los costeños nos comemos las “Eses”,  de manera que según ellos somos “Coteño” y no costeños.

Los que manejan el lenguaje jurídico se le hace más comprensiva “manda uebos” pues es en el ámbito judicial donde ha conservado su sentido y su grafía original.

Esta palabra Uebos es tan desconocida en nuestro medio que hasta los computadores más modernos la desconocen, aun la subrayas con raya roja para indicarte que te encuentras en un error, ni siquiera con línea azul para señalarte que se encuentra mal escrita.

 Por cacofonía cuando escuchamos las palabras que comiencen “UE” de inmediato la aceptamos anteponiéndole la letra H, lógicamente porque ni siquiera en los antiguos diccionarios de habla español, nos muestran una palabra que comience por las letras “UE”. Sin embargo, en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, sí empiezan a mostrarse palabras que comienzan con UE. 

En unos aportes de los libros de ortografía, nos muestran que las palabras que comienzan con UE se deben escribir con hache, y nos señalan huella, huevo, huele, huesos y muchas más.

Como aclaramos que esta frase significa “la necesidad obliga” entonces a las mujeres también se le pueden decir “manda uebos” porque ya sabemos que no hace referencia a la prolongación masculina o sus testículos, sino que se hace alusiva a un trabajo forzoso, o a una labor no muy digna.  

Esta frase se le puede añadir al presidente Maduro, quien hoy se niega a recibir la ayuda humanitaria que le hacen los de este continente, mientras que la ayuda Rusa, la acepta con suma complacencia.  “Manda uebos”

Más Noticias de esta sección

Publicidad