Un paso histórico

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Amilkar Acosta Medina

Amilkar Acosta Medina

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

El reconocimiento de la existencia del conflicto armado interno se convirtió en el busilis del trámite de la Ley 1448 de 2011 de Restitución de Tierras y Reparación de Víctimas que acaba de ser sancionada por el presidente Santos. "Hace rato que hay conflicto armado en este país", aseveró el presidente Santos, marcando distancia con su antecesor, quien insiste en que aquí "no hay conflicto, no hay guerra, vivimos una amenaza terrorista". Este aspecto junto con el reconocimiento de las víctimas de agentes del Estado para efectos de la reparación de éstas, estuvieron a punto de hacer naufragar esta importante iniciativa por segunda vez. Al final, se impuso la sensatez y gracias a ello el país ha dado un paso histórico. No exagera la revista Semana al señalar que "Santos se juega su puesto en la historia" con esta ambiciosa Ley. Él mismo dijo que "si esta Ley se aprueba, habrá valido la pena ser Presidente".

Pero, la tarea apenas empieza y no estará exenta de tropiezos y obstáculos; ya se ha hecho sentir la cerril oposición a la misma por parte de los usurpadores y seguirán tratando de atravesarle palos a las ruedas de la historia tratando de detenerla. De hecho, en lo que va de este período de Gobierno han sido asesinados 22 líderes defensores del proceso de restitución de tierras; esta misma semana fue asesinada Ana Fabricia Córdoba, destacada líder de quienes luchan por la restitución de tierras en la convulsionada región del Urabá. Ya habíamos advertido sobre el riesgo que entraña el proyecto de acto legislativo que está para sanción presidencial, mediante el cual se establece como principio (ahora como criterio) constitucional la sostenibilidad fiscal. En efecto, la sostenibilidad fiscal puede llegar a convertirse en el freno de mano que impida la marcha de esta Ley con la celeridad esperada.

Al ponderar la importancia y trascendencia de esta Ley, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, manifestó que el paso dado por Colombia es "fundamental para comenzar a resolver el conflicto que el pueblo colombiano ha soportado durante décadas" y la consideró además como "un camino para construir una paz verdadera". El presidente Santos, que se precia de ser un buen jugador de póquer, tiene en esta Ley una dura y arriesgada apuesta. Enhorabuena!

Publicidad