Unión Magdalena, el hijo pródigo de Santa Marta…

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Raúl Gual Diazgranados

Raúl Gual Diazgranados

Columna: Opinión

e-mail:  [email protected]
Hace más de 18 años desde épocas del colegio que no me incentivaba a escribir un artículo y en estos días he visto no solo la oportunidad, sino la motivación e ilusión de hacerlo, teniendo en cuenta que el ciclón de mi tierra Santa Marta es el asunto que está en boga no solo en la ciudad sino a nivel nacional con su sufrido ascenso a primera división del Fútbol Profesional Colombiano.

El hijo prodigo de Santa Marta, así lo dijo balín en una nota periodística que le realizaron para un medio local y desde ahí he quedado pensando que quizás es la definición más acertada de lo que siempre ha sido el Unión Magdalena en su historia, recordando dicha leyenda título de esta pequeña reseña, no cabe duda que Santa Marta es el progenitor de nuestro amado y glorioso Unión magdalena y que en muchas ocasiones y debido a diferentes causas por muchas extrañas, nuestro equipo se ha alejado del hogar de sus padres con el objetivo de independizarse pero siempre termina regresando y es allí en su terruño y junto a su gente donde ha conseguido las más grandes gestas deportivas, nótese el título de primer campeón costeño del Fútbol Profesional en el año 1968 y a su vez el tan anhelado ascenso después de 13 años logrado hace escasos días.

Lo sucedido con el Ciclón Samario desde el año 2013 al 2018, en donde nos fuimos acogidos por Municipios de Ciénaga, Magangué, Carmen de Bolívar y ciudades como Barranquilla, Riohacha y demás, no es algo nuevo, recuerdo que por allá en finales de la década de los 80 y principios de los 90, también por la negligencia de nuestros dirigentes y falta de sentido de pertenencia de nuestras empresas privadas nos tocó desplazarnos a Cartagena en donde éramos mal llamados “Unión la Cartagenera”.

Pero noten ustedes que no solo la leyenda del hijo prodigo aplica para el Unión Magdalena de santa marta, en el tema de desplazarse de su hogar paterno o natural, sino que está íntimamente ligada a nuestros hinchas, hoy en día veo hinchas que aparecen desde las tinieblas tal y como reza la frase célebre de mi alma Mater, Post Tenebras Spero Lucem, cuyo significado es “después de las tinieblas viene la luz”, y precisamente es ahora cuando ha aparecido la luz, que los otrora hinchas del Júnior, Nacional, Millonarios han querido volver también a casa, a la fiesta que hemos pintado en el Estadio Sierra Nevada, sin importar los errores y las injusticias que tuvo que pasar nuestro equipo en épocas en que no teníamos dolientes y solamente éramos objeto de burlas y goleadas en cada estadio del país.

Y claro es normal dirán algunos, el fútbol es un negocio deportivo en el cual si no inviertes dinero y consigues resultados positivos, será muy difícil tener a quien te quiera y te valore tal y como eres, por eso en medio de la euforia general por este ascenso A primera, saco pecho de que no me he apegado jamás a un título, que amo estos colores desde que tengo uso de razón, que tengo plena seguridad que vendrán tiempos mejores, pero que también como en el curso normal de la vida estoy preparado como muchos hinchas fieles del Unión, para ni Dios lo quiera tener que aguantar las tinieblas que el destino nos quiera colocar en el camino nuevamente.

En este orden de ideas, no queda duda alguna que el Unión Magdalena es el hijo prodigo de Santa Marta, y aunado a ello los hinchas apegados a triunfos son los hijos pródigos del Ciclón Bananero, pero al final eso no los hace menos que nosotros, acá siempre los hemos recibido, solamente que esta pequeña nota sería interesante leerla en tiempos difícil del cuadro samario para entender que la unión hace la fuerza, que tenemos una historia impecable con pocos títulos pero entregándole al futbol colombiano los mejores futbolistas, no por suerte los arango, los Valderrama, los Palacios, los Falcao etc, han triunfado y nos han dado la gloria a nivel mundial.

Doctor Eduardo Méndez, Directivas, Profesor Harold Rivera y todo su Cuerpo Técnico, Jugadores e hinchada gracias, gracias, muchas gracias. Le han regresado con su fútbol la ilusión al pueblo samario.

PD. Curioso y sorpresivo twitter del Senador Armando Benedetti, manifestando que es hincha a partir de hace dos días del Unión Magdalena, lástima que sus intereses políticos no le permitan querer al equipo de su ciudad, estos personajes pintorescos y que tanto daño le han hecho al país, no los aceptamos y jamás serán bienvenidos en esta institución, cuando ni siquiera conocen donde queda el Estadio Eduardo Santos, razón tenían cuando afirmaban algunos que el Júnior de Barranquilla no pertenece a los Barranquilleros sino a la familia Char.

Más Noticias de esta sección

Publicidad