Campañas profesionales

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alicia Peñaranda Fernandez

Alicia Peñaranda Fernandez

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Twitter: @AliciaPenaranda

Web: APconsultoriapolitica.blogspot.com

Así es señores, en el devenir de las campañas políticas se está empezando a pensar en campañas profesionales. ¿Campañas profesionales? Antes de explicar el término recapitulemos la idea central de nuestra columna anterior: por la campaña se conoce al candidato, en la que dijimos que los políticos no debían seguir manejando el debate electoral de manera informal.

Una de las conclusiones fue que aunque no es posible evaluar el actuar de fondo del candidato, su proceder en campaña si ofrece un panorama de donde se puede inferir muchas cosas, tales como si el candidato es una persona responsable, organizada, planificada y a la vanguardia.

El panorama político nacional, pero también el local, va en el camino de lo que podemos llamar la era de las campañas políticas profesionales, estas son, las campañas que rinden cuentas con cifras verdaderas, las campañas que hablan de quienes las apoya de frente y con nombre propio, las campañas que tienen las puertas abiertas, las campañas cuyo programa de gobierno obedece a un estudio real de las condiciones del entorno; en términos generales las campañas que están comenzando a tecnificar sus procesos de forma transparente.

Cada vez existen nuevos factores que nos permiten identificar si una campaña está haciendo un trabajo profesional o si se quedó en el camino de la forma tradicional de hacer política. Algunos aspectos básicos - en parte técnicos- para identificar una campaña con principios profesionales son los siguientes: una campaña profesional es una campaña que cuenta con un equipo de personas con experiencia o formación en la rama que desempeña, es una campaña de la mano de las nuevas tecnologías que cuenta, como mínimo, con un correo electrónico que responde de manera inmediata las solicitudes e inquietudes de la opinión pública; también es una campaña que cuenta con una página web que publica el día a día y la agenda del candidato, en donde está haciendo campaña y con quien se está relacionando; una campaña profesional también expone públicamente quienes conforman el equipo de trabajo y quien apoya económicamente la misma.

De manera que los ciudadanos se enteran de quienes son las personas que le hablan al oído al candidato y según su hoja de vida, que perfil tienen.

En este sentido, una campaña profesional publica fotos de las personas con las que se reúne el candidato, los sitios que visita y los acuerdos que logra. Una campaña profesional invierte sus recursos en servicios profesionales, que no deben seguirse manejando como favores políticos.

Las campañas políticas son una empresa desde el momento en que nacen. Y como tal debe ser manejada. Con esto respondo a personas que contradijeron la columna anterior, aduciendo que necesariamente las campañas organizadas tienen un "alto costo", un alto costo sí, pero de trabajo y entrega, no necesariamente un desbordado costo económico. La era de las campañas profesionales no se refiere a campañas soñadoras, sino a ejercicios democráticos que se rigen por principios de administración legítimos y legales.

Señor candidato, ¿es la campaña que usted está haciendo una campaña profesional?, señor ciudadano, ¿es la campaña que usted apoya, una campaña profesional? El reto de este periodo electoral es desarrollar y acompañar campañas profesionales.

Más Noticias de esta sección

Publicidad