Un Ciclón que ilusiona

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size
Ya son 13 años que el equipo de los samarios, el Unión Magdalena, completa en la segunda división del fútbol colombiano; son muchos los técnicos que han pasado, ni hablar de la cantidad de jugadores que llegaron en todo este tiempo, algunos de ellos vinieron en el ocaso de su carrera y se notó en su bajo nivel y en los paupérrimos resultado del club; también hubo un par de equipos que nos hicieron ilusionar clasificando a las finales en los años 2008, 2012 y 2013, pero que en últimas no les alcanzó, lo cual nos dolió en el alma a los hinchas no haber visto al equipo salir del infierno que significa estar en la categoría de ascenso.

Por: Por: Hernán José Peñaranda Fernández

Hace 5 años el equipo salió de Santa Marta porque no había un estadio que cumpliera las condiciones para practicar fútbol profesional y es cuando Unión se convirtió en gitano y deambuló por la costa Atlántica. Riohacha, Carmen de Bolívar, Barranquilla, Ciénaga y Magangué le sirvieron para jugar de “local”; a esas ciudades hay que agradecerles, pero realmente fue muy difícil lograr convertirlas en fortines como lo es hoy su ciudad natal y el nuevo estadio Sierra Nevada donde se han logrado 31 puntos de 33 en este 2018, para un 94% de rendimiento.

Al equipo le ha caído bien estar cerca de su gente, se empieza a recuperar a un par de generaciones que no saben lo que es verlo en primera división, se han despertado algunos hinchas que con razón o no se alejaron de los colores por varios motivos, sin embargo, también existe otro tipo de hincha que año tras año y en la lista de deseos el 31 de diciembre le pedimos al cielo con una fe ciega “este año si vamos a subir a la A”.

Lo cierto es que esta temporada además de ese anhelo existe una realidad deportiva, el profesor Harold Rivera ha logrado mezclar jugadores de experiencia como Ferreira, Montaño, Mosquera , otros con algunos años de recorrido como Viveros, Subero, Murillo, el arquero Giraldo y un par de jóvenes de la casa como Cantillo y el goleador y nuevo ídolo samario Ricardo Márquez. Unión ha sido capaz de remontar partidos, recordemos hace unos años cuando empezábamos perdiendo ya sabíamos que la historia era casi imposible de cambiar, con esta plantilla no, porque esta nómina ha tenido la cualidad de sobreponerse a las adversidades, si bien es cierto que aún no se ha logrado el único objetivo , porque realmente no hay uno distinto al de ascender, hay mucha ilusión , hay mucha alegría porque en la ciudad la gente habla nuevamente del Unión en todos lados, se ve hinchas con camisetas, carros con calcomanías, en el estadio ya se ve un ambiente distinto, ya no son los mismos 1.000 ó 2.000 asistentes habituales.

Nuestro Unión nunca ha sido un equipo grande, pero siempre respetado y querido a nivel nacional y se lucha por volver a ello. Ascender es muy difícil, no será suficiente hacer una buena campaña en el torneo, tocará ratificarlo en cuadrangulares y posteriormente en una final, esto es paso a paso, pero mientras tanto seguimos ilusionados y con cierta mesura, confiando en que estos hombres nos van a cumplir y que mejor regalo para celebrar, a fin de año, el aniversario número 50 de nuestra única estrella que con el regreso a la primera categoría. ¡Sopla Ciclón!