Excusas para no ser feliz

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Oscar Bravo Rojas

Oscar Bravo Rojas

Columna Sociológica

e-mail: [email protected]

La semana anterior analizamos el hábito de ser felices, expuesto por el sociólogo José Upegui Arango, hoy el mismo autor hace referencia a todo lo contrario, las excusas para no ser feliz.

Dice este colega que nuestro estado mental negativo y deficiente puede llevarnos a una prisión que nos hace infelices y desagradables…nos presentamos como víctimas de la vida, de la mala suerte, de infortuna.

Cuando permitimos que una solución aburrida se desarrolle en nosotros, la alegría desaparece y de hecho nos tornamos aburridos. La desdicha es de aquellos que han mirado la parte negativa y han formado el mal habito de quejarse constantemente en vez de cultivar cuidadosamente el optimismo y el deseo de vivir y ser felices.

La preocupación es una de las mayores dificultades o impedimento para que las personas que pretenden ser felices, pues consumen muchas energías innecesarias. Sus preocupaciones recurrentes están: la seguridad económica, la salud, la lealtad de un amigo o familiar, la falta de logros y metas, el temor a un futuro incierto. Debemos aprender de una vez por toda a controlar esas preocupaciones porque ellas interfieren directamente con nuestra felicidad.

Trate de no culpar a nadie por sus faltas o decepciones. Si no es feliz, es sencillamente porque no ha sabido trazar planes y metas de vida y luchar hasta hacerlas realidad.

Debemos concienciarnos que somos las únicas personas que pueden o no controlar nuestra felicidad, porque somos dueños de nuestros pensamientos, de nuestras acciones y hábitos, y por lo  tanto responsables de los mismos.

Si alguien o algo tienden a interponerse en el camino hacia la felicidad en su vida, busque nuevos rumbos y senderos que les brinden nuevas posibilidades, no se deje cercar o achicopalar por nada ni por nadie.

El amor hace que la vida valga la pena vivirla. Este sentimiento provee mucha satisfacción. Ser amado es necesario y prioritario para la felicidad. Para amar debemos mirar y tratar al otro de igual a igual, sin querer dominarla, sin depender y sin competir con los demás.

Entre los puntos que cuentan están: el pensamiento alegre, la satisfacción de ser lo que se es, la vida exitosa, la generosidad, la ocupación del tiempo, el enfoque positivo de la vida, la comunión con Dios, amar al prójimo,  disfrutar de los momentos agradables, recreación, amor. Viva la vida intensamente, cada momento, cada instante, se dueño de sí mismo, auto conduce tu vida, es el consejo final de este consejero social. Recuerde usted es tan feliz o infeliz como decida serlo ahora mismo.

Publicidad