Fuera del país debemos conservar el orden social

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jesús Iguarán Iguarán

Jesús Iguarán Iguarán

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Todo colombiano que tenga el privilegio de salir a diferentes países, sobre todo del continente, debe mostrar gestos de respeto, practicar buenos modales,  y aplicar notablemente la cortesía, es decir, poner en práctica todas las reglas, leyes y normas de la disciplina, la urbanidad, hacer valiosa la cultura y mostrar con afán los buenos hábitos, buscar un vocabulario apropiado e infundir deferencia.  

País que entregue visas para ser visitado, es porque cree en el ciudadano a quien avala e incluso les abre sus puestas para fomentar su turismo confiando en sus buenas condiciones de ciudadano, aun guían a cada individuo, orientan sus acciones y sus juicios, de manera que cuando se pisan otros suelos, se debe atar el desorden, la desvergüenza, la desfachatez, porque debemos entender que el concepto que se forman del ciudadano, se lo forman también del país. En el extranjero debemos poner en práctica la veneración, el respeto, juntos con otros principios básicos como la integridad, la honestidad, la justicia y la lealtad.

Al salir del país, de alguna manera también se pone en juego la imagen y la dignidad de la nación, se debe elegir las conductas correctas para enaltecer con decoro nuestra calidad  humana.  

La visita de los hinchas colombianos al mundial de fútbol Rusia 2018, fue blanco de infinidades de críticas y comentarios negativos porque publicaron en las redes sociales unos videos que ponen en evidencia su mal comportamiento. En un video, se ve dos seguidoras de la Selección japonesa puestas en ridículo por parte de uno de nuestros conciudadanos que portando la camiseta tricolor las obligan a decir palabras obscenas de alto calibre, convencidas que emitían palabras bíblicas de las que acostumbran exponer en las sagradas escrituras. Esta reprochable conducta no sólo degrada a la mujer, sino que pone en incertidumbre la cultura nacional, además es inaudito ultrajar a una mujer aprovechándose de las barreras idiomáticas. Al salir del país se convierte en representante de la nación, por lo tanto se halla en el caso medir sus hechos, aquilatar su conducta y no someterlas a medidas caprichosas.

Otro caso censurable que publicaron en las redes sociales, fue unos hinchas que se mostraban orgullosos de haber burlado las autoridades rusas, camuflando como binoculares un recipiente que contenía la totalidad de una botella de aguardiente. Uno de estos hinchas laboraba con gerente de una prestigiosa aerolínea nacional, que por conservar su alto prestigio decidió prescindir de sus servicios.

Es supremamente significativo aconsejar a los compatriotas que aún se encuentran en Rusia, poner en práctica el respeto que es uno de los valores más importante del ser humano, pues, al acatarlo se logra una armoniosa integración social,  debemos aplicar también las normas más importantes para ser respetado, recuerden que para ser venerado es necesario saber venerar o respetar. De manera que nuestros compatriotas se encuentran obligados a acogerse a lo establecido por las autoridades locales y atenerse a las consecuencias tras infringir las normas. Mostremos asimismo la disciplina, pues, no olvidemos que es una necesidad en toda agrupación humana ¿por qué vacilar en implantarla? El progreso es obra de los inconformes dentro del método de la disciplina en marcha, pero nunca ha sido ni será jamás fruto de la ligereza, ni del desorden. 

Invito entonces a los connacionales que portan la camiseta tricolor y que representan a miles de colombianos en el Mundial de Rusia a fomentar el respeto,  el buen trato y la disciplina.

Debemos comprender, que fuera de la nación, cada uno de nosotros, es también de alguna manera la imagen de lo que representa el país, de manera que amigo lector, cuando pises suelos diferente a tu nación, debes ser un ciudadano ejemplar, por el concepto que se forman de ti, igualmente se lo formarán de Colombia.

Publicidad