Qué puede costar un bolívar

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jesús Iguarán Iguarán

Jesús Iguarán Iguarán

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

A inicio de la primera década del siglo XX Venezuela sostuvo su moneda a la par del dólar estadounidense, al final del segundo decenio, la historia económica del país se ha caracterizado por sucesivas devaluaciones.

Su dictador Juan Vicente Gómez fijó su valor a 3.19 bolívares por dólar en el año 1929, once años después  el gobierno de Eleazar López Contreras se vio obligado a su devaluación y fijarlo a Bs 3.35 por dólar. Por veinte años se sostuvo este precio, pero en el segundo gobierno de Rómulo Betancourt, se establece el Primer Control de Cambio y se devalúa a Bs 4.3 por cada dólar americano (1961), cifra que caracterizó al signo monetario un periodo de gran bonanza económica.

Venezuela vendía cualquier cantidad de divisas, su moneda rodaba por las Antillas y las regiones fronterizas tal vez con mayor afluencia que la misma moneda nacional, en Cúcuta, Maicao y la región de Arauca los precios se fijaban en esta moneda, es decir que se conocía el bolívar como el único idioma comercial y económico en todas las Antillas  y en sus fronteras. Las tarjetas de crédito y débito de los venezolanos rodaba por esas regiones a la par del dólar, muchos extranjeros abrieron cuantas con gran facilidad en bancos venezolanos y las entidades bancarías por norma debería fijar su capital en cada chequera que llegasen a expedir.

En el vecino país no faltaba nada, todo era importado de fácil manera e incluso con menor precio que los nacionales, lo que facilitaba hacer mercado en esa región sin que las autoridades venezolanas entraran en celos por la sacada de sus productos y muchos lo tomaron como negocio. 

Por cuatro lustros y medio el bolívar se sostuvo 4.3 por dólar, en el gobierno de Luis Herrera Campins se frena esta estabilidad monetaria cuando aprueba un Sistema de Régimen de Cambios Diferenciales para restringir la libre distribución de las divisas en la renta petrolera. A la fecha 18 de febrero del 1983, día que en Venezuela es conocido como el viernes negro se había mantenido la estabilidad y confianza, que había caracterizado a esta moneda desde la segunda década del pasado siglo, desde esta fecha la devaluación se ha tornado como una bola de nieve que desciende de manera infrenable y su caída se nota en proyección geométrica.

Chávez, acosado por la devaluación y la inflación indetenible decidió simplificar el papel moneda quitándoles los ceros y llamarlo Bolívar Fuerte (Bfs), actividad que le sirvió para poner el dólar a Bfs 4.3, que según Chávez igualaba al bolívar de gran bonanza económica de los años treinta. El proyecto de Chávez en pocos días se devaluó en 46.51%, y se tomó la abstención de la venta de divisas.

Desde que Maduro llegó al poder, no se puede hablar de inflación sino de superinflación o hiperinflación, pues, su moneda la ha devaluado a más del 70.000% y hoy, el nuevo Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) cotiza a 43.980 Bfs por cada unidad de moneda norteamericana, pero este valor es diferente al dólar paralelo (dólar negro) que se valoriza por más de 1.800.000 Bfs por el dólar, o sea que realmente el valor de la moneda norteamericana es de mil ochocientos millones (1.800.000.000) del  bolívar que conocimos a 17 pesos En cuanto al peso colombiano en bolívar transferido se evalúa a 1.000 Bfs, es decir, que aquel bolívar que nos costó 17 pesos, hoy nuestra modesta moneda se evalúa en 1.000.000 Bs por cada peso.

Una bolsa de agua de 1.000 ml tiene un valor de 15.000 Bfs que equivale a 15.000.000 del antiguo bolívar, o sea, que un mililitro de agua vale 15.000Bs y un mililitro equivale a 20 góticas de agua, de manera que una gota de agua  750 Bs, un kilogramo de arroz vale 7.000.000.000 Bs  y haciendo cálculo, un kilogramo trae más o menos 700.000 granos, de manera que un grano de arroz vale 10.000Bs. Entonces qué puede costar un bolívar.  

Publicidad