Tranquilidad económica

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Hector Medina Carrascal

Hector Medina Carrascal

Columna: Opinion

e-mail: [email protected]

Con la elección del presidente Iván Duque, quien se posesiona el próximo 7 de Agosto, el país despeja definitivamente la nube de incertidumbre que nos ensombrecía con programas incumplibles y que seguramente nos llevarían a una profunda crisis económica. Colombia contará con un gran estratega jurídico y económico en la jefatura de estado quien, seguramente, activará de forma inmediata sus propuestas de campaña para enfrentar el desafío de energizar a nuestra fatigada economía. En lo personal considero muy acertados sus planteamientos en el sentido de proponer renovadas formas que generen bienestar social y económico, propuestas que despertaron gran interés en la comunidad qué en una forma masiva respondió positivamente en las urnas.

En efecto,  después de las elecciones del pasado Domingo 17 de Junio se percibe un entorno favorable para empresarios y consumidores que se decidieron por un programa que garantiza mejores resultados económicos en el mediano y largo plazo, en caso de existir continuidad. Planteamientos como la necesidad de una reforma tributaria para el segundo semestre del presente año, que busque entre otros objetivos, disminuir las tarifas impositivas a los empresarios para generar más empleo, incentivar el aumento de las inversiones y a su vez mejorar los ingresos de los trabajadores, son muestra clara del compromiso para lograr mejores guarismos en el corto plazo .  Así mismo es importante recordar algunos puntos de su programa que a mi juicio contribuirán, en el mediano plazo, a un mejor comportamiento en lo macroeconómico incluyendo una baja tasa de desempleo: 

Diversificación de las ventas externas, para no depender de pocos productos (12) que corresponden a cerca del 70% del total de las exportaciones.

El fortalecimiento del sector servicios y su plan para incentivar mayores inversiones hacia el turismo.

Austeridad para disminuir los gastos innecesarios del Estado.

Exención de renta por cinco años para los nuevos emprendimientos.

Impulso a la economía naranja aprovechando el enorme potencial de las industrias creativas.

Sobre este último punto sus planteamientos fueron una gran motivación para los artistas y creativos del país quienes asumieron un liderazgo en la promoción del programa, convirtiéndose en positivos influenciadores del proyecto. De hecho el impulso a la economía naranja es una urgente necesidad ante la realidad actual de un mundo cada vez más competitivo, con mayor razón cuando en el país existe gran acervo cultural y ni hablar del talento con el que contamos en cada una de nuestras regiones.

No quiero terminar sin analizar lo referente al emprendimiento. Considero apropiada su propuesta de fortalecer los fondos Emprender e Innpulsa para potenciar los proyectos y motivar a los creadores de negocios que necesiten capital semilla. En la misma dirección su gobierno estimulará el apalancamiento de la inversión a través del crowdfunding.  Este modelo es una red de financiación colectiva que apoya proyectos a cambio de pequeñas recompensas o participaciones de forma altruista. Además el gobierno Duque destinará más recursos de las regalías regionales, con acompañamiento de las universidades y el sector privado, para desarrollar el emprendimiento en nuestro país. Sin duda se percibe en el entorno tranquilidad económica.

Más Noticias de esta sección

Publicidad