Disparatorio sobre el arte de saber perder el tiempo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Walter Pimienta Jiménez

Walter Pimienta Jiménez

Columna: Vainas mías

e-mail: [email protected]

Empiece, pero  empiece  ya, ahora  mismo. Desacelere el tiempo; es fácil. Quédese quieto  donde está, no  se  mueva  para  nada… imagine  que  ve  pasar  la  muerte y que   esta no  le  ve .Ya  pasó. Ahora camine pero camine despacio,  muy  despacio, evite  en lo  posible cansarse, no agonice, no  desespere; sea inteligente: destemporalicese y que  no exista  en usted  ni  pasado,  ni presente ni  futuro…Demorarse,  es un arte, mire  que  las  cosas  siempre duran más que  usted… No  hay esperanzas, no   hay  recuerdos, las  cosas pasan sin  ton ni  son…Nada  rige el  tiempo. No  ordene  su  vida;  conviértase en pasajero  del  mundo. Deje  a un  lado la automatización, no  se identifique  con ella…Lo  hará  un  robot. Hágase mejor  un niño que  hoy  ni  nunca  quiere  ir  al colegio…para qué…

Piense también  en  que es  el único  hombre en la  tierra comprometido  con absolutamente nada, duerma, aunque  no  tenga  sueño, duerma y  crea  que  tiene  sueños   agradables…mate  el  tiempo dándole  vida  a  la  vida,  no  la  consuma…muérase  cuando  le  dé  su  puerca   gana, camine  sin rumbo, comience  a escribir, borre  y  nuevamente   comience y  luego  de  nuevo  borre…nadie  dirá  que  no  ha escrito…aunque  nadie  le lea  jamás…

Ponga su  reloj  marchando  hacia atrás y  verá  que  todo  se repite y  se  repite  y  se repite  y  que  volverá  a ver y  a hacer  lo    que  ya  vio  y  ya  hizo;  todo es  una eterna  repetición de  lo  mismo, de lo  de siempre…Cristo  arrojado  a sus  asesinos; el  creador  del circulo  convirtiéndolo  en una línea; Borges soñando  con el  Nobel; Nerón ordenando  quemar a Roma  para  ver  como  ardía; “El  Enmascarado de Plata”  anudando  su   máscara  de  carne;  “Supermán” cegándose  cuando  ve  la criptonita; el  Papa dudando  del  diablo y  el diablo  dudando   del  Papa;  sólo  cámbiese  asimismo  pero no  te  cambies  tanto; usted lo  que  piensa…pero  me  preocupa…¿si será que  piensa? En todo caso, no  deje que  otros hagan  su  mundo;  deje a Alicia  en el  país  de  las  maravillas,  allí  es  feliz;  convénzase  de  que  perro  no  come  perro… y de  que   todos  morimos   en la misma cruz…

Y así, habrá  un  día  en que  alguien  escribirá  sobre  un mundo sin  tiempo,  donde  nadie  actuaba pero era  libre…No  mire las  ciudades como  ciudades, mírelas  como  puntos que se descomponen en otros  puntos donde  nunca  sucede  nada y  la  información no  informa y  el aroma no  perfuma…La  idea es  recobrar  el  tiempo  perdido  sin  tiempo…Demórese  para  todo, perdure para  levantar  un pie  y  luego el otro, búsquele  un  sentido a las palabras; la leche  no es leche, es  jugo  de  vaca; la  silla no  es silla, es sentadera para  las  nalgas; las  luciérnagas  no  son luciérnagas, son moscas de  fuego; no  produzca absolutamente  nada, olvide ser, olvídese a  sí  mismo, de  tres  saltos  mortales  y  desaparézcase, siempre estaremos  en la época  del  tiempo  perdido. No  le  recomiendo  el ocio sino   la inacción, es mejor y  no  hace  daño; desconéctese, recupere  fuerzas  para no  trabajar; todo,  con  trabajo  o  sin él, se consumirá… la  verdad  es aparente y  la  realidad es  inmanejable   y demora  poco en volverse mentira, sucumbe  a los  juramentos; protéjase, no  caduque,  la  vida  es un  acto  contemplativo que  durara toda  la  vida  si interrumpe el  tiempo  y  el  trabajo es  una praxis de la duración  de lo  eterno.  Genere otro mundo al interrumpir el  trabajo con una huelga indefinida”. Usted  es  un nombre,  no  un número laboral, devuélvase  lo  que se adeuda, no  sea  mala paga con usted mismo…no  dé  lugar a los sentimientos,  nadie  siente  un  carajo  por  usted…basta de  llanto, una taza de  café  todo lo  recobra y  ya  habrá  quien se la  brinde…

Si  todo es eterno, entonces  no  hay  tiempo y  si  lo  hay  solamente  lo  hay  para  perderlo  porque abunda mucho… entonces  ocúltese  de él  , húyale, es  voraz y  no sana, produce  vejez…Duerma, a  él   le  da  rabia  que usted  duerma…Duerma, sí, duerma…cuando  uno  duerme, el  tiempo está  roto y  también le da  sueño  y  se duerme…Y  como  tiene  tanto   que  no  lo  hace, romperá en los  relojes  las  horas…Lea algo  mañana en la  prensa si es que  la editan, que le  vamos a hacer y, no  joda,  otra vez  levántese  a trabajar…

Publicidad