Propuestas quiméricas

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Hector Medina Carrascal

Hector Medina Carrascal

Columna: Opinion

e-mail: [email protected]

He tenido la oportunidad de observar y escuchar con atención las intervenciones de los candidatos presidenciales en varios de los debates y entrevistas que se han realizado hasta la fecha, llamándome la atención uno en particular por los planteamientos de tipo económico, de hecho confusos y desacertados en su retórica, me refiero a las propuestas del candidato Gustavo Petro.

No deja de sorprender su tono seguro al momento de plantear que su propuesta es un nuevo modelo económico. Es importante anotar que un nuevo modelo no se desarrolla en un período presidencial (4 años). No duda en lo más mínimo en afirmar que en un eventual gobierno suyo daría un cambio de rumbo en la producción de hidrocarburos y por otra parte llama la atención su astucia en esquivar las respuestas referentes a la forma en que afrontará el impacto fiscal por la disminución en el recaudo de los impuestos a la riqueza y renta.

Por lo pronto comienzo realizando algunas anotaciones sobre sus principales propuestas.

La transición hacia un modelo de energías sustentables es un proceso necesario, obvio, pero no es algo ejecutable en el corto plazo y menos aún con las urgentes necesidades fiscales actuales del país que sumado a mejores precios internacionales del petróleo hacen de ésta una propuesta totalmente inconveniente por lo menos en el próximo cuatrienio.

Propone una educación superior gratuita y de calidad; ¿Cómo financiar una educación superior gratuita y de calidad cuando asegura que en su eventual gobierno se implementarán reformas para la reducción de las actividades mineras y extractivas? No explica cómo reemplazaría éstos mayores ingresos (33% del total de ingresos por exportaciones) que hoy en día le ofrecen a Colombia la posibilidad de contar con fondos para invertir en la diversificación del portafolio económico.

De igual manera expone más construcción de vías terciarias y el suministro de agua potable en todo el territorio nacional, pero al mismo tiempo asegura mantener la regla fiscal y no duda en expresar que disminuirá la tarifa del IVA, idea ésta que genera unos menores ingresos para la Nación en sus propósitos. Vuelve la pregunta ¿Cómo financiar estas propuestas?

Así mismo confunde escuchar su propuesta de aumentar la oferta exportable del país sin indicar la forma como lo haría. No expone con claridad un programa serio que impulse a un crecimiento económico del país y aún menos a un desarrollo productivo.

Nota: a propósito de la propuesta del candidato Petro al Ingenio del Cauca en el sentido que en un eventual gobierno suyo le venda las 30.000 hectáreas del predio para, según él, producir diversidad de alimentos e industrializar su producción. Otra vez una propuesta confusa si tenemos en cuenta que la producción de caña de azúcar en la región genera un positivo registro en generación de empleos, es eficiente, amigable con el medio ambiente y ofrece buenos indicadores de calidad de vida para sus trabajadores; sin mencionar los favorables aportes a la educación. ¿Será que para el candidato Petro el verbo comprar es sinónimo de expropiar?

Como economista, al final del análisis me quedan un cúmulo de inquietudes pero sólo voy a plantear dos: ¿Será que el candidato Petro piensa financiar su modelo con más impuestos para las pequeñas, medianas y grandes empresas?, ¿qué sucederá con la inversión nacional y extranjera?

Más Noticias de esta sección

Publicidad