Ayuda del mundo para venezolanos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Giraldo Acevedo

Jorge Giraldo Acevedo

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Nadie debe dudar sobre el problema social y económico que para el país representa la incontenible y creciente migración de ciudadanos venezolanos a Colombia.

Recientemente el Gobierno Nacional, por intermedio del presidente Juan Manuel Santos Calderón, informó que el número de  migrantes venezolanos a Colombia se acercaba al millón de personas;  lo anterior quiere decir que las medidas tomadas a principios del presente año para frenar este conflicto no fueron tan efectivas...

Ante la situación el país no puede estar solo para afrontar semejante problema social y económico; hace falta la ayuda  de otras naciones y también de  organismos internacionales.

Los representantes de otras naciones, de organismos internacionales y  en forma primordial  colombianos y venezolanos debemos entender que  el éxodo es un asunto de enorme trascendencia.

Lo peor de todo en esta situación es que los venezolanos que han llegado al país parece que desconocen  la situación real de Colombia; esos ciudadanos deben entender que en materia económica la situación colombiana no es la mejor y actualmente el desempleo, la inseguridad y la falta de sistemas de salud eficientes, son problemas de todos los días.

Colombia enfrenta una crisis laboral enorme, una gran cantidad de personas vive del “rebusque”; además, no estamos preparados para atender en vivienda, salud y en oportunidades laborales a este enorme pelotón que ha ingresado a diversas ciudades colombianas.

Como si la anterior situación fuera una serie de problemas  de poca monta,  los venezolanos no pueden desconocer que el actual gobierno colombiano tiene que cumplir el acuerdo de paz firmado con la guerrilla de las Farc en materia social, económica y en otros aspectos.

  Los ciudadanos venezolanos deben y tienen que saber y entender que esta nación no es un paraíso.

En materia de inseguridad ciudadana con los delincuentes que tenemos aquí nos basta y hasta nos sobra.

Y finalmente Colombia, en esta precisa época, afronta sus propios problemas y las desigualdades económicas y sociales son una realidad.

Más Noticias de esta sección

Publicidad