Un mundo de discriminación

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Sin contemplación y sin medida hoy se discrimina en el trabajo, estudio, restaurante, teatro, en la calle, a todo nivel socioeconómico, sin freno y sin control social ¿Qué estamos haciendo?. Teniendo en cuenta que la discriminación y el racismo están en la raíz de los grandes y graves conflictos del mundo, la ONU, Organización de Naciones Unidas, se manifestó con el objeto de concientizar y erradicar la situación, fijando el 21 de marzo, día internacional para la eliminación de la discriminación racial.

Navy Pillay, Alta Comisionada de la ONU, para los Derechos Humanos, exhorta a los Estados a prestar atención a las primeras señales del prejuicio, los estereotipos, señalando: “les insto que aborden urgentemente la marginación y la exclusión de individuos pertenecientes a ciertas comunidades de los procesos de toma de decisión política y económica.” La discriminación, acontecimiento funesto, motivo de aflicción para muchos en este mundo, situación difícil de superar, pero que poco se hace para darle avances significativos; también es cierto que no existe una política pública, lo que reduciría estadísticas a este flagelo. Todo al respecto, tratando de mejorar la situación, se hace de labios para afuera, con discursos cursis, “con inclusión para todos” y en realidad los obstáculos son más notorios, se presentan más limitaciones a la hora de ser. ¿Eso qué es?

La ley 1482 de 2011, autoría del partido Mira, nace en el momento y escenario preciso y tiene por objeto sancionar penalmente actos de discriminación por razones de raza, etnia, religión, nacionalidad, ideología política o filosófica, sexo u orientación sexual, discapacidad y demás razones de discriminación, modificando varios artículos del Código Penal Colombiano. La existencia de la norma, también llamada ley antidiscriminación en el panorama jurídico, castiga la xenofobia, hostigamiento y las formas conexas de intolerancia. Entender el significado del racismo no es fácil; se trata de un fenómeno bastante enquistado en el país; no es como se quiere hacer creer que es del pasado; es real y cotidiano, alimentado por ideologías defensoras de sociedades basadas en la explotación del hombre por el hombre. El tema lo viven muchas personas; bastante soterrado y además se quiere disimular. Las causas más relevantes por las cuales se genera discriminación son circunstancias socioeconómicas, ideológicas, miedo, personalidad dócil…

Vivimos en un mundo donde se discrimina y nos desentendemos del caso, como si no sucediera. La discriminación es y será un trato desventajoso  en cualquier sociedad; los afectados en la mayoría de los casos son los individuos pertenecientes a las minorías. Una de las principales fuentes de la desigualdad es la discriminación que observamos y vivimos actualmente en lo social, racial, religioso, ideológico, que no quiere desaparecer.

En el día internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, reafirmemos nuestro compromiso de luchar contra el racismo y construir sociedad basada en la justicia, la igualdad y la solidaridad. No esta demás manifestar desde esta columna periodística que el sentido de la misma y el espirito de la ley antidiscriminación no es solo que sea un día para pensar en ese flagelo; lo importante es que tengamos conciencia, que es necesario extender a los restantes 364 días, sumo respeto y convivencia pacífica; siendo más sensibles cada día; con educación tendremos sin duda que asimilar el tema. No discriminemos ni hagamos acepción de personas. ¿Qué les parece? No es trabajo de laboratorio; es un trabajo en la realidad, viviendo con conciencia al respecto. Indudablemente la discriminación disminuirá, dando aplicación a la ley 1482, denunciando actos discriminatorios que no solo nos afecten, sino que también afecten a nuestros semejantes.

Más Noticias de esta sección

Publicidad