Carrera presidencial

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Sergio Iván Gutíerrez Rodríguez

Sergio Iván Gutíerrez Rodríguez

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Con un oscuro panorama político inició recientemente la carrera a la presidencia de la República.

Las siempre polémicas encuestas, muestran una fuerte tendencia al voto en blanco, seguida de intenciones divididas entre los candidatos Sergio Fajardo y Gustavo Petro, escoltados por German Vargas Lleras y los candidatos de la coalición de la derecha que también divide intenciones entre Iván Duque y Marta Lucia Ramírez. Con menor fuerza se muestran Humberto De la Calle y Alejandro Ordoñez.

Las encuestas de intención de voto de los ciudadanos en las elecciones presidenciales dejan ver una gran incertidumbre acerca de quién será el futuro dirigente político de nuestra nación. No hay una tendencia clara hacia la izquierda y mucho menos hacia la derecha. Lo que sí se puede observar, es una apatía e inconformismo frente a los candidatos presidenciales. A la fecha, ninguno ha mostrado el músculo suficiente para mover masas y captar electores.

También es cierto, que aunque las encuestas pretenden ser un termómetro para visualizar el panorama futuro, terminan siendo una radiografía del momento que cambia a la hora de depositar el voto en las urnas. Ya sucedió en el plebiscito, la tendencia la marcaba el sí y contra todo pronóstico ganó el no. Ante esto, solo queda esperar. Las intenciones pueden ir cambiando en la medida que los candidatos inicien sus alianzas y el movimiento de las maquinarias políticas.

Lo que si podemos observar con claridad en la conciencia de los electores es el rechazo a los partidos tradicionales. Los candidatos actuales se refugian en ideales de partidos nuevos, que se alejan de la polarización entre izquierda y derecha, hacen alianzas tendientes a un centro. Lo que no sabemos es qué tan cierto sea este punto gris en los ideales políticos. No es negro, tampoco es blanco. ¿Será un disfraz para simpatizar ante el electorado que quiere una propuesta diferente?

A cuatro meses para la primera vuelta presidencial, podemos decir que aún falta mucha tela por cortar. Algunos candidatos ni siquiera aparecen en la intención de voto de los colombianos, es el caso de Juan Carlos Pinzón, Piedad Córdoba y Rodrigo Londoño. Este último, con un fuerte rechazo en los sectores sociales donde ha pretendido hacer proselitismo, a tal punto de suspender su campaña política.

El 27 de mayo del presente año, tendremos la cita para elegir al nuevo Presidente de la Republica que dirigirá las riendas de nuestra nación durante cuatro años, con posibilidades de un segundo período, como ha sido tendencia en los dos últimos mandatarios. Más que una cita es un compromiso, no solo con nosotros sino con las generaciones venideras que merecen heredar un país mejor, donde tengan el compromiso de mantener las cosas buenas y no el de reparar algo que le entregamos destruido.

Publicidad